17 mar 2021

El mapa del comercio global se redibuja para abordar el ciclo post-Covid

La Gran Pandemia no sólo ha sometido a la economía global a su mayor recesión en tiempos de paz. También ha desplomado los flujos comerciales.

La Covid-19 ha engendrado el mayor shock del comercio internacional desde la Gran Depresión de 1929. Con la substancial diferencia de que el cruce de intercambio de bienes y servicios en el último cuarto del pasado siglo y las dos décadas del actual se perfiló en un escenario global, bajo un fulgurante proceso de globalización de los mercados, que permitió dinamizar los flujos entre países, impulsar sus sectores exteriores y explorar y asentarse en economías geográficamente distantes que en otros periodos de la historia reciente serían inimaginables. El boom tecnológico y las nuevas fórmulas de gestión y de transporte de mercancías han posibilitado el negocio on-line, intensificado la logística y abierto la oferta a una multiplicidad de demandas, cada vez más específicas y personales, de consumidores y de dimensión universal. Pero la Gran Pandemia se encargó de echar el cierre a esta ventana de libertad de tránsito comercial. Y la hibernación de la economía global, sumida en una recesión sin parangón, la selló con un candado de seguridad. Aunque el edificio de la globalización ya emitía claros signos de debilidad desde sus cimientos. La alta tensión geopolítica -en el Mar de China, con la política expansionista de Pekín, el siempre convulso Oriente Próximo, con la creciente rivalidad entre Arabia Saudí e Irán y sus difíciles lazos con la potencia militar de la zona, Israel, o en el complejo acuerdo de divorcio entre la UE y Reino Unido- hizo tambalear su estructura. Mientras las guerras arancelarias desatadas por EEUU hacia China e, incluso, contra aliados geoestratégicos como Europa, naciones del especto anglosajón como Australia, socios aduaneros como Canadá o México, y mercados emergentes como India o Turquía -entre otros- arrastraron el juego del Risk comercial hacia la casilla de salida. Hacia un proteccionismo desconocido en la era de la globalización. La mesa de operaciones comerciales cambió entonces su lectura y su desafío. El tablero se tornó en una alambicada jugada de ajedrez en el que la geopolítica, los cambios en la seguridad jurídica, el encarecimiento arancelario o las ambivalentes coyunturas económicas y financieras -también cambiarias- podrían poner en un brete las expectativas de negocio y las cuentas de resultados de las empresas del sector exterior.

Nikolaus Lang y Ben Aylor encabezan un equipo de Boston Consulting Group que describe ciertas líneas esenciales, los primeros trazos, de lo que será un nuevo paisaje del comercio global, que irá tomando una dimensión más precisa a medida que se consolide el esperado despegue de la actividad, a la espera de recibir el permiso de lanzamiento, una vez han aparecido ya las primeras vacunas con altos grados de eficacia. El estudio cita un descenso del 20% del comercio global en 2020 en un escenario base de recuperación económica en el que sitúa en 2023 el ejercicio en el que las transacciones comerciales del planeta volverán a registrar los 18 billones de dólares a los que llegó el volumen de negocio de los intercambios de bienes y mercancías en 2019. En su versión más optimista, con un despegue de la actividad fulgurante tras la Gran Pandemia, que debería fraguarse en este primer trimestre de 2021, toda vez que en el último tramo de 2020 la segunda oleada de contagios volvió a contraer la coyuntura de las potencias industrializadas y de buena parte de los mercados emergentes, el retorno a los niveles comerciales previos a la crisis sanitaria podría apreciarse ya este ejercicio. Aun así, el panorama de la globalización comercial -dicen desde BCG- “es dramáticamente diferente con las compañías con vocación de internacionalización todavía luchando por hacerse un hueco en el escenario post-Covid”. Dentro de un contexto de “economías desestabilizadas, intensas fricciones geopolíticas y una elevada exposición al riesgo en el suministro de manufacturas globales y de redes de infraestructuras y de transporte y en la reconversión digital y de transformación de sus cadenas productivas y de valor”. Todo ello, explican, induce a anticipar en un “rediseño del mapa del comercio mundial”. Sus autores dejan dos gráficos que ayudan a entender la dimensión de los cambios en ciernes. Una transformación en estado latente. El primero, muestra las pasarelas comerciales de mayor intensidad de tráfico entre 2015 y 2019. Mientras que el segundo, ahonda en los nuevos pasillos prioritarios que emergerán en el próximo trienio, hasta 2023, a partir de sus cálculos base.

Las conclusiones del informe Redrawing the map of global trade deja mensajes elocuentes del viraje comercial. El comercio bidireccional entre EEUU y China se contraerá alrededor de un 15%, en unos 128.000 millones de dólares, en 2023, desde los niveles registrados en 2019, un año en el que ya se contabilizaron los efectos de las hostilidades arancelarias entre las dos potencias de la economía global. Mientras los flujos transatlánticos, entre EEUU y la UE, volverán a obtener tasas positivas, pero de menor intensidad que en el periodo 2015-2019, en el que se alcanzó un volumen de negocio superior a los 135.000 millones de dólares. El comercio entre Europa y China también se reducirá en torno a los 30.000 millones entre 2019 y 2023, tras crecer hasta los 124.000 millones en los cuatro años precedentes. Mientras los intercambios europeos con India y Sudamérica permanecerán prácticamente invariables. El Sudeste Asiático continuará siendo el epicentro del dinamismo. Aumentará el tráfico bilateral de comercio con la UE en unos 22.000 millones de dólares, en otros 26.000 millones con EEUU y en 41.000 millones con China a finales de 2023, cantidades respetables pero inferiores a los registrados entre 2015 y 2019.

Compártelo:

Publicidad

Twitter

Contenido más visitado

Más populares

10 consejos para vender tu nuevo producto o servicio

12279 Accesos

Los seis elementos clave para elaborar un buen presupuesto

11131 Accesos

Breve historia de la inteligencia artificial: el camino hacia la empresa

6334 Accesos

Qué es y para qué sirve el modelo Canvas

4625 Accesos

¿Merece la pena convertir el negocio en un punto de recogida online?

4267 Accesos

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitterr

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.