04 ene 2021

La nueva relación post Brexit entre la UE y Reino Unido

Las tarifas cero acordadas entre Reino Unido y Europa superan los 710.000 millones de euros de valor, pero no eluden los costes aduaneros y por trámites burocráticos.

El premier, Boris Johnson, admitió que el acuerdo “no ofrece a la industria financiera demasiado acceso” a los mercados europeos o, al menos, “no tanto como nos hubiera gustado obtener”. Y en su autoproclamación de victoria, la ausencia de barreras no tarifarias de bienes y mercancías ignora “las dificultades a las que se enfrentarán los empresarios de comercio minorista bajo el acuerdo”, advierten los analistas. Porque tendrán que lidiar con varios cientos de millones de solicitudes, declaraciones de consumo, certificados de salud fitosanitarias y otros chequeos que se han incorporado a los requerimientos empresariales. Situación que abarca a la industria de la alimentación, al turismo y al transporte rodado, marítimo y aéreo. “Es un problema no resuelto y masivo, que se extiende por todos los sectores de actividad y que va a costar millones de libras y de euros a toda la industria”, augura Alex Altman, socio responsable del Brexit en Blick Rothenberg, grupo de asesoramiento contable y fiscal: “Al final, estos desembolsos adicionales se traspasan a los consumidores”.

Para los ciudadanos europeos, el tratado les permite mantener su estatus de permanencia en el Reino Unido. “Habrá problemas para aquéllos que han estado residiendo, durante más o menos tiempo, pero no han formalizado su residencia en la actualidad”, explica Robert Ford, profesor de análisis político de la Universidad de Manchester. “Sorprende -aclara David Henig en el diario británico The Guardian- que se haya alcanzado un acuerdo cuando las reglas financieras y de otros muchos sectores de actividad están ganando en complejidad, después del credit-crunch de 2008 y cuando la Gran Pandemia sigue mostrando coletazos”. Henig es analista del European Center for International Political Economy. “El Brexit fue siempre una carrera para conseguir un mayor nivel de competitividad para las empresas británicas”, recuerda Kibasi, “aunque lo cierto es que dañará las inversiones y lo hará lentamente, como una sesión de acupuntura, sin apenas dolor, pero con efectos secundarios adversos”. Aun así, impedirá la pérdida de 40.000 millones de libras en 2021, el precio de un Brexit duro según los cálculos predictivos de la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria del Reino Unido, la OBR, que apuntaban a una pérdida de más de 300.000 empleos.

Porque el pacto asegura, en cualquier caso, la seguridad y el comercio con la UE, tan sólo una semana antes de que expirara el periodo de transición decretado por Londres y establece nuevos requerimientos tarifarios y una estrecha colaboración policial y judicial. Es la parte que justifica las palabras del premier británico: “El acuerdo está hecho; es la respuesta a las promesas del referéndum de 2016 y de las elecciones generales del pasado año”, se apresuró a decir Johnson antes de su proclama decisiva: “retomamos el control de nuestro dinero, fronteras, leyes, comercio y de las aguas territoriales, en materia pesquera -el último de los escollos negociadores- del Reino Unido”. El acuerdo -enfatizó- “es una noticia fantástica para las familias y las empresas de cualquier parte del país”, porque “hemos firmado un tratado de libre comercio basado en tarifas cero y cuotas cero”.

Ursula Von der Leyen, la jefa de la Comisión Europea, fue más comedida. “Ha sido un largo y tortuoso camino, pero hemos pertrechado y certificado un buen acuerdo. Es equilibrado. En la dirección justa, responsable y ajustada a todo derecho. Siento satisfacción y, francamente, una liberación”. Las tarifas cero sobre productos y mercancías son por un valor de más de 710.000 millones de euros, según las cifras del ejercicio pasado de intercambios comerciales. Aunque con los pertinentes costes por tránsitos aduaneros y trámites burocráticos. El portavoz de Downing Street valoró el restablecimiento de la soberanía comercial y económica al mercado británico, incluido el Norte de Irlanda.

Michel Barnier, el negociador en jefe para el Brexit de la UE, lamentó expresamente que se deje al margen del acuerdo las becas Erasmus de intercambio de programas académicos, así como la cooperación en Política Exterior y Defensa. El compromiso establece, sin embargo, un periodo de transición de cinco años y medio, en el que Reino Unido aceptará el 25% de repatriación de cuotas. A petición de Londres, que vetó el mecanismo de modificación de cuotas en el futuro en materia tarifaria sobre las exportaciones británicas. Las flotas pesqueras europeas podrán seguir faenando dentro de la zona seis -hasta 12 millas náuticas desde las costas de Reino Unido- a lo largo de la citada fase transitoria, pero tendrán que negociar reglas anuales después del mismo, con un plazo máximo de diálogo de tres meses, antes de perder el acceso a los caladeros. Los ya 27 socios y el Consejo Europeo se han dado un plazo provisional, hasta que el tratado se ratifique por los parlamentos nacionales, a partir del 1 de enero.

 

Compártelo:

Publicidad

Twitter

Contenido más visitado

Más populares

10 consejos para vender tu nuevo producto o servicio

11375 Accesos

Los seis elementos clave para elaborar un buen presupuesto

10439 Accesos

Breve historia de la inteligencia artificial: el camino hacia la empresa

5796 Accesos

Qué es y para qué sirve el modelo Canvas

4247 Accesos

¿Merece la pena convertir el negocio en un punto de recogida online?

4090 Accesos

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitterr

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.