09 mar 2021

Cómo pueden las pymes subirse al turismo circular

El golpe de la Covid-19 en el turismo ha sido demoledor. Durante el año 2020, la industria turística –que aporta más del 12% al PIB español- sufrió una caída de casi el 70% del total de sus ingresos, y un descenso de los más de 83 millones de visitantes en 2019 a menos de 20 millones en el primer año de pandemia.

Para la Organización Mundial del Turismo (UNWTO), sin embargo, la crisis nos da la oportunidad de replantearnos cómo ha de ser el sector turístico del futuro y su aportación al planeta. En pocas palabras: estamos en el momento idóneo para reiniciar el turismo, reconstruirlo siguiendo parámetros que lo hagan mejor, más sostenible, inclusivo y resiliente, y que los beneficios del turismo se repartan mejor y durante más tiempo.

Ese reseteo de la industria turística pasa por una transformación del modelo de masas a uno de economía circular: es decir, un modelo en el que el turismo no sea una fuente de consumo intensivo de recursos locales y contaminación, sino que contribuya a la regeneración y protección del entorno en el que se encuentra. El turismo circular y sostenible tiene por objeto reducir tanto la entrada de materiales vírgenes como la producción de residuos, cerrando un proceso de producción y consumo en bucle que implica compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos existentes todas las veces que sea posible para crear valor añadido, de forma que el ciclo de vida de los productos se extiende.

El turismo circular está además alineado a la demanda de una sociedad cada vez más concienciada con la sostenibilidad. Según el estudio Hábitos de Consumo Post Covid-19 de la consultora de comunicación MARCO, el 64% de los españoles han tomado mayor conciencia de los efectos de la lucha contra el cambio climático. Por su parte, el 73,5% de los encuestados a nivel internacional valoran hoy más la lucha contra el cambio climático que antes de la pandemia. Ser un establecimiento o negocio turístico responsable con el medio ambiente es, por tanto, un elemento de reputación y atracción, además de contribuir a la construcción de destinos turísticos sostenibles –con todo lo que eso aporta a su valor añadido.

¿Cómo se aplica la economía circular a las empresas?

Si bien es cierto que la implantación de un nuevo modelo de turismo circular solo será posible a gran escala y con la implicación de empresas, consumidores y administraciones públicas, las empresas –desde pymes hasta grandes grupos turísticos- pueden contribuir a la economía circular.

  • Potenciación de medios de transporte bajos en emisiones. Los medios de transporte son los grandes contaminantes del turismo, especialmente las aerolíneas y navieras. Una opción con cada vez más relevancia es reducir la oferta de vuelos de cercanía que pueden sustituirse por trayectos en tren. Aunque el impulso a gran escala debe venir desde la iniciativa pública, los negocios del sector turístico -sobre todo las agencias de viajes y establecimientos hoteleros- pueden contribuir al fomento del tren haciendo descuentos en sus packs turísticos u ofreciendo bonificaciones a los clientes que hayan utilizado transportes sostenibles para viajar a su destino.

  • Apuesta por el turismo de proximidad: un paso más allá del anterior es directamente minimizar el uso del transporte. Las escapadas y viajes cortos tienen una huella de carbono doce veces menor que la de un viaje largo (0,04 toneladas de CO2, en comparación con las 0,49 toneladas de viajes largos), según Weekendesk. Las campañas de marketing enfocadas a potenciales turistas de orígenes cercanos, poniendo en valor el carácter sostenible del turismo de proximidad, pueden ser grandes aliadas para las empresas que quieran contribuir al turismo circular.

  • Minimizar la generación de residuos es mejor que reciclar. Las instalaciones y negocios turísticos han de fomentar la prevención, reparación, reutilización y reciclaje en su actividad. Para ello es necesario apostar por un diseño circular, que elimine el concepto de residuo desde la concepción de los productos y servicios. El reciclaje ha de verse como la última opción de ese círculo: una alternativa posterior a reducir, reutilizar y reparar, puesto que supone una pérdida parcial de valor de ese recurso.

  • Uso de energías renovables y materiales biodegradables. El turismo circular trata de reducir la energía de origen fósil y promover las que proceden de recursos naturales que no se agotan. En ese sentido, las empresas turísticas pueden instalar placas solares y otras formas de autogeneración de energía, o contratar compañías eléctricas responsables. De la misma forma, se busca sustituir los materiales de un solo uso por otros reutilizables o biodegradables –reduciendo al máximo la utilización de plásticos no reutilizables-, así como apostar por vehículos híbridos o eléctricos.

  • Consumo responsable. Además de apostar por energías renovables, hay que fomentar un uso responsable de recursos como la electricidad o el agua. Los establecimientos hoteleros tienen en su mano contribuir a la reducción del desperdicio alimentario en servicios de buffet libre y restauración.

  • Suministro de productos alimenticios locales y de temporada. Así se contribuye, además de a la economía local o regional, a reducir los recursos utilizados para cosechas de productos de otras temporadas y zonas, además del impacto medioambiental del transporte. Además, los negocios turísticos pueden apostar también por la producción biológica y los productos envasados con materiales sostenibles.
Compártelo:

Publicidad

Twitter

Contenido más visitado

Más populares

10 consejos para vender tu nuevo producto o servicio

11366 Accesos

Los seis elementos clave para elaborar un buen presupuesto

10434 Accesos

Breve historia de la inteligencia artificial: el camino hacia la empresa

5793 Accesos

Qué es y para qué sirve el modelo Canvas

4244 Accesos

¿Merece la pena convertir el negocio en un punto de recogida online?

4089 Accesos

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitterr

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.