08 dic 2020

Ataque a un pozo petrolífero

El pasado 8 de diciembre un pozo petrolífero ubicado en la región iraquí de Khabbaz fue atacado con misiles que causaron daños notables en la instalación, la cual tuvo que ser temporalmente cerrada. 

Pese a ello no se cree que la acción vaya a provocar una reducción sustancial de la
producción global de Iraq, ya que ha afectado a un pozo pequeño, ubicado en el norte del país, donde el tamaño de los yacimientos es en general menor que el de los situados en el sur chiita o, incluso, que los ubicados en las regiones de mayoría kurda. Aunque, por el momento, nadie parece haber reivindicado la autoría de los hechos, se cree que el ataque podría ser obra de un grupo vinculado al Estado Islámico. El atentado, además, ha vuelto a poner de relieve hasta qué punto los países de la región siguen siendo sensibles al riesgo político. Esto es particularmente cierto en el caso de Iraq, cuyo Primer Ministro, Mustafá Kazimi confía en que Joe Biden, el futuro Presidente de los EE.UU, renunciará a continuar con la retirada de los apenas 2.500 soldados estadounidenses todavía presentes en el país, iniciada por Donald Trump en 2018. Ya sea para combatir a los grupos vinculados al Estado Islámico o a las poderosas milicias chiitas pro-iranís, Bagdad no puede pasarse sin el apoyo militar estadounidense.

atentado pozo petrolífero riesgo político
Compártelo:

Te podría interesar