02 feb 2021

China supera a EEUU como principal destino de la inversión extranjera directa (IED) en 2020

China ha destronado a Estados Unidos como principal destino mundial de inversión extranjera directa (IED) en 2020. Así lo revelan los datos de Naciones Unidas publicados el 24 de enero, de los que se han hecho eco medios como The Wall Street Journal o la BBC. Unas cifras que dejan claro que la pandemia de coronavirus ha acelerado un cambio que ya se hacía sentir en la economía global: el centro de gravedad se mueve poco a poco desde EEUU a China.

Mientras las nuevas inversiones de empresas extranjeras en EEUU –que ha ocupado el primer puesto durante dos décadas- cayeron casi a la mitad (49%) en 2020, la inversión extranjera directa en empresas de China aumentó un 4% a lo largo del pasado año, lo que le coloca en el número uno global.

El gigante asiático alcanzó los 163.000 millones de dólares de entradas en 2020, mientras las inversiones en EEUU cayeron a los 134.000 millones, según la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) en su informe. Entre los factores que han impulsado el crecimiento de la inversión en China destaca el incremento de la industria de alta tecnología en un 11% y el aumento en un 54% de las fusiones y adquisiciones transfronterizas, principalmente en los sectores de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y de los productos farmacéuticos.

Por el contrario, el descenso en la inversión extranjera directa en Estados Unidos se produjo principalmente en el comercio mayorista, los servicios financieros y la fabricación. Las ventas transfronterizas de fusiones y adquisiciones de activos estadounidenses a inversores extranjeros se redujeron un 41%, especialmente en el sector primario.

El control de la pandemia, clave en el aumento de la IED y del PIB chinos

Unos datos muy diferentes a los de 2019, favorables para EEUU, que recibió más de 250.000 millones de dólares de nueva IED, mientras China se quedó en 140.000 millones de dólares. Y más aún a los del año 2016, en el que la inversión extranjera directa en EEUU alcanzó su cima, con 472.000 millones de dólares, muy superior a los 134.000 millones de China ese mismo ejercicio. Desde entonces, la inversión en el gigante asiático ha ido incrementándose, mientras la de EEUU se ha reducido.

El gigante asiático ha ocupado durante muchos años la segunda posición de este ranking, pero su control altamente efectivo de la Covid-19 ha sido clave para su llegada al primer puesto del podio. De hecho, mientras el Producto Interior Bruto (PIB) de la mayoría de grandes potencias del planeta ha caído, el de China creció en un 2,3%, todo ello en medio de la guerra comercial con EEUU. De continuar esta tendencia, como afirmó el Centro de Investigación Económica y Empresarial (CEBR) el pasado diciembre, el país más poblado del mundo podría convertirse en la mayor economía del mundo para 2030.

No obstante, pese que China ha adelantado a EEUU en lo que se refiere a atracción de inversiones nuevas durante 2020, el stock total de inversión extranjera acumulado en el país norteamericano sigue siendo mayor, fruto de los muchos años en los que Estados Unidos se ha mantenido como la economía más atractiva del mundo para las empresas que buscan expandirse fuera de sus mercados nacionales.

La IED cayó un 42% a nivel mundial

No solo EEUU ha visto descender su nueva inversión extranjera directa. A nivel mundial, sufrió una contracción del 42% durante el pasado año, según el informe de la UNCTAD. A pesar de que las proyecciones más optimistas afirman que la economía mundial se recuperará en 2021, las previsiones de la UNCTAD apuntan a que los flujos de IED seguirán siendo débiles, debido a la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia, la vacunación y la vuelta a la normalidad. En concreto, el organismo proyectó en su informe sobre inversiones mundiales del año pasado una contracción de la IED de entre el 5 y el 10% para este año.

En Europa, la caída ha sido del 71%. Países vecinos como Francia o Alemania han visto reducida su nueva inversión extranjera en un 39% y un 61%, respectivamente, mientras en Italia y Reino Unido la inversión ha caído a cero, según la UNCTAD. Sin embargo, el desempeño general de la IED en Europa también tiene algunos datos positivos. La IED en España, por ejemplo, aumentó un 52%, gracias a adquisiciones como las acciones de capital privado de EEUU –Cinven, KKR y Providence adquirieron el 86% de Masmovil. Suecia, por su parte, ha visto duplicarse su IED.

En América Latina y el Caribe, la caída del IED ha sido del 37%; en África del 18%; en los países en desarrollo de Asia un 4%; y en los miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) se contrajeron un 31%. La IED destinada a las economías en transición, por su parte, se redujo en un 77%. India, otra importante economía emergente y el segundo país más poblado del mundo, experimentó un crecimiento positivo del 13% en su IED, motivado sobre todo por las inversiones en el sector digital.

Compártelo:

Publicidad

Twitter

Contenido más visitado

Más populares

10 consejos para vender tu nuevo producto o servicio

5325 Accesos

Los seis elementos clave para elaborar un buen presupuesto

5120 Accesos

Breve historia de la inteligencia artificial: el camino hacia la empresa

2548 Accesos

¿Merece la pena convertir el negocio en un punto de recogida online?

2434 Accesos

Qué es y para qué sirve el modelo Canvas

1874 Accesos

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.