07 jun 2021

El ecommerce registra ventas similares al PIB conjunto de EEUU y Alemania

El comercio online de alimentos, moda, uso de vehículos compartidos y otras formas de economía circular, han catapultado la fórmula del e-commerce durante la pandemia.

El diagnóstico inicial de la Unctad sobre la evolución del e-commerce en un ejercicio en el que arraigó la mayor recesión global en tiempos de paz por los confinamientos sociales y las hibernaciones de la economía derivados de la Covid-19 deja unos registros históricos. El empleo de plataformas online ha sido capital para mantener latente el pulso del comercio minorista. Porque las ventas de retail se incrementaron en mercados como el de Corea del Sur hasta alcanzar una cuota de negocio del 25,9% en 2020, frente al 20,8% de 2019. Bajo un clima generalizado de propensión al gasto a golpe de clic. También en mercados como el de China, donde el salto a las compras online en 2020 ha representado el 24,9% de la actividad minorista. O en Reino Unido, donde las adquisiciones electrónicas llegaron a suponer el 23,3% de las ventas de retail totales. El informe de Unctad certifica que el boom del comercio telemático ya gozaba de buena salud en 2019. El ejercicio previo a la Gran Pandemia registró operaciones por valor de 26,7 billones de dólares. Cifra similar a la suma del PIB de EEUU y Alemania, primera y cuarta economías mundiales. Un 4% por encima del cómputo de 2018. Esta institución es la encargada de compulsar oficialmente los flujos de capital a escala internacional.

Sin embargo, los datos, desvelados en abril, dejan unas estimaciones iniciales sobre el año marcado por la epidemia -a partir de estadísticas sobre siete naciones de rentas altas- muy alentadores sobre el potencial futuro del e-commerce. Un instrumento que goza de cada vez más adhesiones sociales, de consumidores, y de apuestas estratégicas empresariales. Porque el análisis del organismo cifraba el B2B -Business to Business- y el B2C -Business to Consumer- en el 30% del PIB global en 2019.

“Las estadísticas revelan la rampante importancia del comercio online y el impacto que la crisis sanitaria internacional ha ocasionado en esta modalidad de mercado”, explicaba en la presentación del informe Shamika Sirimanne, directora de Tecnología y Logística de la Unctad, para quien esta fórmula “resultará esencial en el desarrollo de países de rentas bajas y en el rediseño de sus economías” para abordar el ciclo de negocios post-Covid. En su recomendación, incidió en la fortaleza del B2C en las potencias industrializadas y China.

Las trece mayores compañías de e-commerce -diez de ellas, de capital estadounidenses o de la Gran Factoría Mundial- han reforzado durante los meses de alarma social por la crisis del coronavirus servicios como el de viajes o el ride-hailing, que hace referencia a cualquier tipo de ofertas vinculadas a la multiplicidad de ofertas compartidas o de economía circular que han proliferado de forma expresa durante la epidemia. Tras contabilizar cuantiosas pérdidas iniciales en sus volúmenes brutos de ventas (GMV o Gross Merchandize Volume). Algunas de ellas como Expedia, que bajó del quinto peldaño en 2019 al decimoprimero en 2020; Booking Holdings, del sexto al duodécimo; o Airbnb, que retrocedió dos puestos, del undécimo al decimotercero en el escalafón global, siguen bajo las secuelas de la parálisis económica y comercial. Pero, en general, los servicios online de estas compañías subieron en un 20,5% en 2020. Frente al 17,9% de 2019. Con espectaculares repuntes de empresas como Shopify, del 95,6% o Walmart, del 72,4%. Las trece de mayor facturación ingresaron 2,9 billones de dólares el pasado ejercicio. 

El negocio B2B facturó 21,8 billones de dólares, algo más del PIB de EEUU, en 2019, lo que representó el 82% del total del e-commerce, incluyendo las ventas online de plataformas telemáticas de mercado y transacciones electrónicas. Con EEUU al frente del liderazgo mundial. Por delante de Japón y de China. Mientras las ventas B2C llegaron a alcanzar los 4,9 billones de dólares -un 11% más que en 2018- con China, EEUU y Reino Unido como principales dominadores. España se sitúa en el décimo lugar del ranking mundial, con 344.000 millones de dólares de negocio y un 25% de cuota de mercado en e-commerce.

La radiografía de la Unctad también refleja el aumento de ventas transfronterizas, con un alza del 9% en 2019, hasta rebasar los 440.000 millones de dólares y lograr un incremento del 20% del total de compras internacionales en 2017 al 25% dos ejercicios más tarde. Aun así, los expertos de la institución alertan en su índice World Benchmarking Alliance 2020 sobre el déficit de inclusión digital. Este indicador, que evalúa el progreso en innovación de un centenar de compañías telemáticas, desvela que las 14 firmas de e-commerce que se incluyen en su valoración obtuvieron unos pobres registros conjuntos de 20 puntos sobre 100 en parámetros de acceso a tecnologías digitales, contratación de profesionales con experiencia y bagaje online y fortalecimiento de inversiones en I+D+i. Lejos de las firmas de hardware y de servicios de telecomunicaciones, que comandan la clasificación.

Compártelo:

Publicidad

Twitter

Contenido más visitado

Más populares

10 consejos para vender tu nuevo producto o servicio

21285 Accesos

Los seis elementos clave para elaborar un buen presupuesto

20264 Accesos

Breve historia de la inteligencia artificial: el camino hacia la empresa

13199 Accesos

Conoce los 15 países más endeudados del mundo

12029 Accesos

Qué es y para qué sirve el modelo Canvas

7951 Accesos

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.