Póliza de seguro: qué es, características y cómo funciona

¿Qué es una póliza de seguro? Definición

Una póliza de seguro es un contrato entre una persona física, un empresario individual o una persona jurídica (Tomador) y una entidad aseguradora, que se vinculan en virtud del mismo y en el cual se especifican las obligaciones y deberes de cada una de las partes (los términos y las condiciones a que están sujetas ambas partes como los ámbitos y la cobertura del seguro).

¿Para qué sirve una póliza de seguro?

Este tipo de póliza cubre al asegurado los riesgos previstos en el contrato, es decir la posibilidad de que se produzca el evento dañoso y por el que queda cubierto para no tener que afrontar un gasto elevado en un momento determinado. Todo esto se produce a cambio de una prima, que se abona normalmente en una periodicidad anual.

Las pólizas de seguro de crédito y caución permiten a las compañías asegurar el riesgo de impago, incumplimientos de contrato, exigencias pactadas y otras consideraciones, que están previstas en la Póliza de seguro.

Esto permite operar de una manera mucho más segura y que la compañía pueda llevar a cabo su actividad sin preocupaciones, entendiendo que los puntos relacionados con cobro y gestión de incidencias de contratos o acuerdos quedan cubiertos.

¿Qué diferencias hay entre contrato de seguro y póliza de seguro?

Póliza de seguro es el documento en el que se formaliza el contrato de seguro, en la que se especifican normas, derechos, deberes y obligaciones de las partes.

El asegurador, por su parte, tiene la obligación de aportar la póliza de seguro al asegurado o, en su defecto, un documento de cobertura provisional

¿Cómo se contrata una póliza de seguro?

Una póliza de seguro se contrata con una compañía aseguradora, que ofrece una serie de coberturas a las que el asegurado accede mediante el pago de una prima y cuyo precio variará en función de la cantidad de coberturas o tipologías de estas.

Antes de hacer efectiva la contratación de un seguro, la compañía aseguradora remite una oferta al posible asegurado para que este pueda estudiarla, y una vez llegado a un acuerdo, se formalizara la Póliza en las condiciones pactadas.

Elementos personales de una póliza de seguro

  • Asegurado es la persona que estará protegida por el seguro, pudiendo ser o no la misma que lo contrata.
  • Tomador es la persona física o jurídica que suscribe el contrato, sea o no asegurado y que asume la obligación de pago de la prima y demás obligaciones que legal y contractualmente le corresponden.
  • Asegurador es la compañía que protegerá al asegurado y se hará cargo del riesgo asociado al incidente o causa.
  • Beneficiario es la persona física o jurídica designada por el asegurado para el cobro de la indemnización derivada del siniestro.

Condiciones de una póliza de seguro

La Póliza contendrá, como mínimo, las indicaciones siguientes:

  1. 1. Nombre y apellidos o denominación social de las partes contratantes y su domicilio, así como la designación del asegurado y beneficiario, en su caso.
  2. 2. El concepto en el cual se asegura.
  3. 3. Naturaleza del riesgo cubierto, describiendo, de forma clara y comprensible, las garantías y coberturas otorgadas en el contrato, así como respecto a cada una de ellas, los derechos, las exclusiones y limitaciones que les afecten.
  4. 4. Designación de los objetos asegurados y de su situación.
  5. 5. Suma asegurada o alcance de la cobertura.
  6. 6. Importe de la prima, recargos e impuestos.
  7. 7. Vencimiento de las primas, lugar y forma de pago.
  8. 8. Duración del contrato con expresión del día y la hora en que comienzan y terminan sus efectos.
  9. 9. Si interviene un mediador en el contrato, el nombre y tipo de mediador.
Subir