27 jun 2021

Acción, reacción

En respuesta a un ataque con drones iraníes sobre una base estadounidense en Irak, que no causó víctimas mortales, el pasado día 26 de junio, los EEUU bombardearon unos supuestos depósitos de armas de grupos armados chiitas ubicados en Siria e Irak. 

Los bombardeos estadounidenses tampoco causaron víctimas mortales, aparentemente. La acción iraní fue la primera desde que fuera elegido presidente de la República Islámica Ebrahim Raissi  el pasado 18 de junio, en sustitución de Hasán Rohani. Todavía no está claro sí Raissi, un ultra-conservador muy próximo al Líder Supremo, el ayatolá Ali Jamenei, querrá seguir negociando con Occidente una resurrección del acuerdo nuclear de 2015 o si, por el contrario, buscará, con acciones como las del pasado 26 de junio, elevar la tensión en la región y hacer imposible una revitalización del citado acuerdo. Resulta, por otro lado, preocupante el hecho de que Irán no haya todavía decidido si va o no a renovar el permiso de inspección de sus instalaciones nucleares a los inspectores de la AIEA. Dicho permiso había sido prorrogado el pasado mayo por un mes, pero el plazo expiró a finales de junio . No renovar el permiso para que los inspectores  de la AIEA hagan su labor asestaría un duro golpe a las citadas negociaciones, que desde el pasado mes de abril se están llevando a cabo en la capital austriaca.

ataques ebrahim raissi bombardeos acuerdo nuclear 2015
Compártelo:

Te podría interesar