09 jul 2014

5 tipos de marketing directo

Cuando una persona encuentra un producto o servicio que le interesa cambia automáticamente de actitud. Aumenta rápidamente su atención sobre éste e intenta comprobar si lo que acaba de descubrir es lo que busca; o si se trata de algo que le resultará realmente útil. Cuando la respuesta es afirmativa, actúa. Es decir, hace algo para conseguirlo, trata de obtener más información y, probablemente, termina comprándolo.   Un razonamiento tan básico y elemental es la estrategia que utiliza el marketing directo, una de las fórmulas de venta más eficaces, que se basa precisamente en buscar la participación activa del cliente. Si se consigue esto, el proceso tendrá muchas posibilidades de acabar en éxito comercial. Además, otra de las grandes ventajas del marketing directo es que permite medir con mucha exactitud los resultados que se obtienen y saber de dónde provienen. Así, es más fácil decidir en qué medios es mejor invertir y en cuáles no merece la pena desperdiciar el dinero. Pero no hay un solo tipo de marketing directo, sino múltiples, según el canal que se utilice. Veamos los principales:  

Anuncios en publicaciones. Uno de los métodos más utilizados y que mejor han funcionado históricamente consiste en insertar un anuncio en diarios y revistas sobre todo en los que cuentan con mayores tiradas-. En el contenido del anuncio puede destacarse el nombre de la empresa o el de uno de los productos que ésta comercializa e indicar un número de teléfono a donde el potencial cliente debería llamar para comprarlo.  

Cupones para rellenar. Esta fórmula sirve también para diarios y revistas. Consiste en la publicación de un cupón que puede colocarse en un lateral del anuncio- que el potencial cliente deberá rellenar con sus datos personales y el nombre del producto en el que esté interesado. Después, tendrá que recortarlo y enviarlo a la dirección o apartado postal indicado.  

Mailing. Hacer un mailing (o un e-mailing en su versión electrónica) puede tener buenos resultados si antes de realizar el envío de mensajes hemos estudiado bien dónde se encuentra el público objetivo y hemos llevado a cabo una adecuada segmentación previa. Mientras que, por el contrario, realizar sin mayor planificación previa un buzoneo o un envío masivo de correos electrónicos puede convertirse en  una estrategia muy poco eficaz e, incluso, contraproducente para la buena imagen de la empresa.  

Cartas a domicilio. Todos nos hemos quejado alguna vez de la cantidad de publicidad que encontramos en el buzón de casa y que termina irremediablemente, sin ser leída, en el cubo de basura. Sin embargo, un cuidadoso envío de cartas personalizadas puede tener otro resultado. En una época en la que ya nadie escribe misivas personales y en la que todas las comunicaciones siempre son del banco, de la compañía eléctrica y del gas, encontrar una carta amable puede alegrarnos el día y resultar muy eficaz para quien la envía, aunque su objetivo sea vendernos algo.  

Telemarketing. Con el telemarketing ocurre algo parecido al buzoneo. Hay que estudiar y seleccionar muy bien las listas de personas a las que llamar para que los resultados puedan ser mínimamente efectivos. Además, es necesario cuidar en extremo los horarios para no contactar a horas intempestivas ni molestar a nadie. Y, sobre todo, hay que asegurarse de que una misma persona no volverá a recibir otra llamada si ya ha contestado negativamente a la primera.

Compártelo:

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.