16 may 2011

Cómo sortear la guerra de divisas en comercio exterior: el seguro de cambio

Los mercados de divisas parecen una montaña rusa. Un día el euro está 1,5 dólares y al siguiente baja a 1,2. Si ya tenemos avanzados proyectos para que nuestra Pyme empiece a vender fuera de la zona euro, tendremos que prestar atención al control de cambios y cubrir el riesgo de cambio de la divisa. En los anteriores post, hemos visto que el contrato de comercio exterior debe fijar el medio de pago, la financiación y la divisa en la que operaremos. Pero no nos engañemos Aunque a nuestra Pyme le interese realizar las transacciones en euros, es muy posible que tenga que hacerlo en dólares y por tanto acudir al mercado de divisas para convertir los dólares que nos pagará nuestro cliente en euros. No es una cuestión baladí, en el corto plazo hemos visto como el cambio euro/dólar (la cantidad de dólares que recibimos por cada euro) ha tenido fluctuaciones del 30% en periodos de unos cuantos meses en los mercados internacionales de divisas.

Mecanismos para gestionar el control de cambio de divisas

Si tuviésemos que variar nuestras tarifas de venta un 30% cada 12 o 16 semanas, para no incurrir en pérdidas por las fluctuaciones de las divisas, seguramente perderíamos a nuestro cliente. Los técnicos en comercio exterior suelen utilizar, principalmente, dos mecanismos para cubrirse de estas desviaciones de los mercados de divisas. Son procesos recomendables, especialmente, en transacciones cuyo plazo de cobro se producirá en un plazo posterior a la firma del contrato. Los productos que existen en el mercado y que podemos utilizar para protegernos de las fluctuaciones del cambio de divisas son básicamente el seguro de cambio y las opciones. Pero antes tenemos que saber cómo vamos a operar en el mercado de divisas. Existen dos categorías perfectamente definidas:

  • Mercado de contado (spot): Es el equivalente al pago al contado. Las divisas objeto de la transacción se entregan con fecha valor dos días. También pueden entregarse con valor un día e, incluso, valor mismo día.
  • Mercado a plazo (forward): Las divisas se entregan con fecha valor mínimo de tres días. Este es el mercado donde se desarrollan las operaciones de cobertura de los riesgos de cambios.

¿Qué es el seguro de cambio de divisas?

Para comprenderlo, nada mejor que un ejemplo. Su empresa ha recibido un pedido de EE.UU. que tiene que cobrar en dólares tres meses después de entregarlo. Tiene la posibilidad de vender a plazo esos dólares, a un tipo de cambio que se fija de antemano, en este mismo momento, sin quedar sometido a los vaivenes de la cotización dólar/euro. De esta manera no se pone en riesgo la rentabilidad acordada en el momento de cerrar la operación por de las fluctuaciones de los tipos de cambio. Aun cuando el contrato de divisas a plazo (es decir, el tipo de cambio) se cierre hoy, la entrega de los dólares y, por tanto, el abono de los euros se efectuará dentro de tres meses, al tipo de cambio ya prefijado, al margen de cuál sea en ese momento la cotización al contado euro-dólar.

  • Seguro de cambio precio fijo: Se pacta la venta de la divisa en una fecha concreta y a un cambio prefijado y, a cambio, el empresario exportador paga una comisión.
  • Seguro de cambio precio flexible: Se contrata la venta de la divisa (dólares), a una fecha determinada y a un cambio determinado. Sin embargo sí el cambio de la fecha de vencimiento en el mercado es más beneficioso para nuestra empresa se aplicará ese cambio más favorable. En este sistema se fija una horquilla de variación fuera de la cual no se aplicará la bonificación.
  • Seguro de cambio precio fijo temporal: Nuestro técnico en comercio exterior realiza una previsión de lo que vamos a facturar (seguimos en el ejemplo en dólares), durante un año y contratamos un cambio fijo para todo el año por esa cantidad.

Como vemos, aunque se le llama seguro de cambio en la operación no interviene ninguna compañía aseguradora, sino que se realiza otra operación comercial entre el empresario exportador y una entidad financiera.

Otras formas de limitar el riesgo de cambio: Opciones sobre divisas

Las operaciones de seguro de cambio fijan obligaciones para el exportador, mientras que con los futuros y opciones se adquiere el derecho (put option) a vender una divisa a un precio determinado (strike price) a cambio de una prima (premium). La ventaja frente a las operaciones de seguro de cambio es que el derecho adquirido podemos ejercitarlo, o no, en función de lo que nos convenga en cada momento. Existen de dos tipos de operaciones:

  • Europeas: Es necesario esperar al vencimiento para ejercitar la opción o no.
  • Americanas: El derecho se puede ejercitar en cualquier momento.
Compártelo:

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitterr

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.