27 may 2013

Lean Manufacturing, o cómo aumentar la productividad de su empresa con los mismos recursos

Todas las empresas aspiran a conseguir un sistema de gestión que reduzca los costes, aumentando la calidad del producto o servicio, en un entorno de orientación al cliente y en un buen clima laboral. Aunque parezca imposible, todo esto se puede conseguir de una sola tacada, utilizando el sistema Lean Manufacturing, que se basa en la eliminación o reducción de aquellas actividades que no generan valor al producto o servicio final (waste-desperdicios).

De esta forma, el empresario podrá saber exactamente por dónde se está escapando la productividad y atajar el problema de forma eficaz. Pero, ¿cómo podremos aplicar esta fórmula mágica?

Pues bien, el Lean Manufacturing se basa en los siguientes elementos: indicadores (diagnostico, análisis y radar chart), implicación del personal, desarrollo de la calidad, versatilidad, estandarización, organización del puesto de trabajo, extensión al mantenimiento productivo total, y logística y planificación.

En primer lugar, habrá que analizar detalladamente el funcionamiento de la compañía utilizando la metodología DMAIC y la cartografía VSM (Value Stream Mapping), con la que se identificarán los wastes-desperdicios de los procesos y así se conocerán las mejoras a realizar. Como explica Benjamín Zorrilla, gerente de Lean Sigma-Consultores, será necesario trabajar con todos los indicadores de la empresa que aporten información real y fiable.

Habrá que analizar e integrar elementos como lay out (instalaciones y servicios industriales), materias primas, almacenes, planificación, logística, stock intermedio, producción (operaciones, calidad y producto), servicio intermedio, producto-servicio final, proveedores y clientes. Y, a través del VSM, elaborar un plan de acción de mejora, con el que se implantarán una serie de herramientas. Estas son las denominadas herramientas Kaizen: 5s, SMED, TPM, dispositivos anti-error, Kanban, 8Ds, capacidad, sistema Pull de planificación, etc., con las que se conseguirá en poco tiempo una empresa altamente competitiva.

Pero para que el proceso resulte efectivo, es fundamental que todos los departamentos estén concienciados de la necesidad de colaborar y de afrontar conjuntamente este esfuerzo de mejora. Es decir, al mismo tiempo que se implantan estas herramientas, es imprescindible que todos los directivos y demás trabajadores se mantengan plenamente involucrados.

Gerentes, jefes, mandos y responsables de equipos, (cada uno a su nivel) deben ser capaces mantener y transmitir un alto nivel de motivación y de trabajo en equipo. Pero hay que tener en cuenta que, como apunta Zorrilla, los operarios y los responsables de equipos son los "ojos" de los procesos productivos. El saber aprovechar el potencial de estas personas es necesario para conseguir empresas aún más competitivas. Si lo tenemos en cuenta, conseguiremos el premio de aplicar el sistema Lean Manufacturing correctamente. ¿Cuál es? sin duda, una empresa infinitamente más eficiente y rentable.

Compártelo:

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Cesce tratará tus datos con la finalidad de remitirte información comercial, por cualquier medio, incluido el electrónico. Puedes ejercer tus derechos en materia de protección de datos (acceso, rectificación o supresión, entre otros) tal y como se indica en la Política de Privacidad de Cesce, la cual puedes consultar para obtener información adicional sobre el tratamiento de tus datos.