22 sep 2021

¿Necesitas información de una empresa? Coge su CIF

A través del código de identificación fiscal de las compañías podemos obtener información mercantil, financiera y sobre sus administradores, entre otras cosas

​​​​​Son muchas las ocasiones en las que necesitamos información sobre una empresa, su situación financiera e incluso conocer qué administradores hay detrás de ella. Aunque vivimos en el mundo de la sobreinformación, las páginas web y las redes sociales corporativas, sigue existiendo una fórmula mucho más rápida para obtener esos datos: el CIF o código de identificación fiscal.

 

¿Qué es el CIF de una empresa?

El CIF es un número único que identifica a las personas jurídicas residentes en España. Se trata de un sistema utilizado hasta el año 2008, por lo que muchas entidades lo conservan como identificación para todos sus requerimientos y operaciones. A partir de esa fecha, fue el NIF el que comenzó a utilizarse con la misma función, en lugar del Código de Identificación Fiscal.

Por su parte, hasta ese momento el NIF o Número de Identificación Fiscal se usaba para designar a las personas físicas registradas como trabajadores y empresarios en España. Actualmente, este número refleja datos como, por ejemplo, si es una sociedad civil o mercantil, si su procedencia es nacional o extranjera, o si está compuesta por una unión temporal de empresas.

 

¿Cómo saber el CIF de una empresa?

Conocer el CIF de una empresa es muy sencillo. Existen diferentes plataformas en Internet en las que únicamente hay que introducir el nombre o razón social de una empresa para acceder a sus datos, entre ellos el código de identificación fiscal o el NIF. Entre estas webs encontramos el buscador de empresas del portal Einforma.com, en el que sólo será necesario registrarse como empresa o autónomo para conseguir el CIF que estamos buscando. Además, esta plataforma también ofrece informes más completos sobre las sociedades y personas jurídicas que estamos buscando.

 

¿Dónde puedo buscar una empresa si ya conozco su CIF?

De la misma forma que podemos buscar el CIF de una empresa a través de su nombre o denominación social, podemos acceder a la información de esta compañía de la forma inversa: buscándola a través de su CIF. En este caso, si conocemos este código, también podemos recurrir a los buscadores de empresas como el mencionado de eInforma. En la misma caja de búsqueda donde podemos escribir el nombre de la empresa, deberemos introducir los nueve dígitos del CIF y automáticamente nos llevará al resto de datos de la empresa.

Además de por su nombre y su CIF, también es posible buscar por marcas; es decir, si no se conoce la razón social de la compañía, pero sí la marca o denominación comercial, tan solo habrá que introducirla en el buscador y pulsar buscar para obtener toda la información.

 

Ejemplo del CIF de una empresa

El CIF, código único y exclusivo para cada personalidad jurídica, se compone de nueve caracteres, de los cuales el primero de ellos es una letra, mientras que los ocho que le siguen forman una composición numérica.

Esta letra representa el tipo de sociedad a la que corresponde. Las más frecuentes son A y B: A si se trata de una sociedad anónima, y B si es una sociedad de responsabilidad limitada. Pero existen muchas otras: C para las sociedades colectivas; D para las sociedades comanditarias; E para comunidades de bienes; F para sociedades cooperativas; G para asociaciones y fundaciones; H para comunidades de propietarios en régimen de propiedad horizontal; J para sociedades civiles; N para entidades no residentes; P para corporaciones locales; Q para organismos autónomos, estatales o no, y asimilados, y congregaciones e instituciones religiosas; R para congregaciones e instituciones religiosas (desde 2008); S para órganos de la Administración del Estado y las comunidades autónomas; U para uniones temporales de empresas; V para sociedades agrarias de transformación; y W para establecimientos permanentes de entidades no residentes en España.

Además, entre los dígitos numéricos que incluye el CIF, los dos primeros hacen referencia a la provincia o comunidad autónoma en la que se encuentra constituida la empresa o personalidad jurídica.

Por ejemplo, si buscamos la sociedad Scalpers, dedicada a la moda, en los buscadores vistos anteriormente, daremos con el siguiente CIF: B91304501. La letra B hace referencia a su carácter de sociedad de responsabilidad limitada; y el 91 es uno de los tres códigos que utilizan las empresas constituidas en la provincia de Sevilla.

 

¿Qué información se puede obtener con el CIF de una empresa?

Aunque no es una fuente de información comúnmente nombrada como tal, debes saber que el CIF de una empresa puede proveerte de muchos datos sobre una entidad, de forma que si tienes dudas sobre la conveniencia o no de hacer negocios con una compañía, este puede ayudarte más de lo que a priori podría pensarse.

 

  1. Información mercantil y financiera
  2. Información sobre administradores, accionistas y socios
  3. Otra información registrada

 

Información mercantil y financiera

Conocer el Código de Identificación Fiscal o CIF de una empresa te permitirá acceder a relevante información mercantil y financiera. Porque no hay duda de que antes de establecer algún acuerdo con un nuevo cliente, proveedor o colaborador, conviene informarse pormenorizadamente. Por ejemplo, a través de los buscadores de empresas descritos anteriormente.

Una vez en disposición del CIF de esa empresa sobre la que estés interesado en obtener información, descubrirás, entre otras cosas, las líneas de negocio y marcas que lo forman, sus datos mercantiles, razón social, denominación y fecha de alta en el registro; estructura jerárquica, administradores, accionistas y trabajadores que la integran. ¿Y para qué te puede servir esa información? Muy sencillo: conociendo por ejemplo la estructura organizativa de la entidad, estarás informado sobre su modus operandi y filosofía de trabajo.

 

Información sobre administradores, accionistas y socios

Con el CIF de la compañía obtendrás los datos de los accionistas, socios y administradores, consiguiendo una foto completa de los profesionales que forman parte y cómo se distribuyen las responsabilidades y, por ende, la toma de decisiones. Igualmente, con datos mercantiles como la fecha de alta en el registro, podrás establecer un punto de inicio para el estudio de su crecimiento y evolución en estos años.

Por otro lado, con información sobre sus accionistas descubrirás cómo está distribuida la propiedad de la misma y con quién puedes contactar en función de su peso accionarial. Asimismo, el CIF te da acceso a las posibles vinculaciones o participaciones, de manera que recibas más pistas sobre potenciales conexiones entre empresas y marcas, dentro de un mismo sector o en distintos ámbitos de actividad.

 

Otra información registrada

Otros datos a los que podrás acceder mediante el CIF son, entre otros, los antiguos administradores de la empresa o, por ejemplo, las últimas apariciones en prensa o medios de comunicación de la compañía. No olvides que, hoy en día, con la generalización del uso de Internet, la reputación o imagen de marca es básica, por lo que, si vas a hacer negocios o a vincular tu nombre con otra entidad, asegurarte de que no hay ninguna polémica reciente que haya podido manchar a la entidad es esencial.

En definitiva, se suele decir que la información es poder, por lo que cuanto mayor cantidad de la misma esté en tu mano, mayores probabilidades de éxito tendrás a la hora de tomar una decisión de carácter empresarial

 

 
Compártelo:

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que Cesce me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que Cesce va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, Cesce tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de Cesce.