24 ene 2021

Acuerdo preliminar

Bakú y Asjabad han alcanzado un acuerdo para iniciar la exploración conjunta de uno de los yacimientos de hidrocarburos ubicados en el Mar Caspio.

El yacimiento “Dostluk” o “Doslug”, que significa amistad en sus respectivos idiomas, había sido objeto de disputa durante años entre ambos países. Se estima que alberga reservas de petróleo que podrían ascender a los 50 millones de toneladas y supondrían una importante fuente de recursos para ambos países cuyas economías han sido duramente golpeadas por el desplome del precio de los  hidrocarburos. Más allá de la importancia del yacimiento, el acuerdo marca un importante punto de inflexión en las relaciones energéticas de la región. De hecho, supone un paso importante hacia el posible desarrollo del gasoducto del Caspio; un proyecto que lleva años sobre la mesa y con el que se pretende llevar el gas turcomano al mercado europeo. Turkmenistán es el cuarto país del mundo por reservas de gas, estimadas en 19,5 billones de metros cúbicos (alrededor de un 10% de las reservas totales). Sin embargo, actualmente el país cuenta con oportunidades limitadas para sacar beneficio de sus recursos dado que China es, prácticamente, el único cliente con el que ha firmado acuerdos de suministro a largo plazo a un precio cerrado. Así pues, el presidente turcomano, Gurbanguly Berdimuhamedow, está tratando de dar una mayor salida a sus ingentes reservas gasísticas y, en este sentido, el mercado europeo se presenta como un destino inigualable.

azerbaiyán turkmenistán gas gasoducto transcaspio corredor gasísitico sur
Compártelo:

Te podría interesar