14 jul 2014

Haz ganar a tu empresa aplicando el Tiki-taka

Muchos han podido pensar que el mal comportamiento de La Roja en el Mundial de Futbol es el final del famoso Tiki-taka. En más de una conversación de bar se ha escuchado la necesidad de buscar nuevas figuras e implantar otra estrategia. Tal vez sea así en el mundo deportivo, pero según la prestigiosa publicación de gestión empresarial Harvard Business Review, el Tiki -taka es el método que toda empresa debe implantar en su organización si quiere sobrevivir a el competitivo entorno económico y financiero actual. Según los economistas estadounidenses de la Universidad de Harvard, la gestión de equipo que se gestó en el Barça y que llevó a su máximo esplendor Pep Guardiola apuesta por un trabajo conjunto "simple y genial". La idea de identificar objetivos de equipo en la  que "todos los jugadores de un equipo atacarían y defenderían todos juntos", es la base del juego de las selecciones de éxito. En la práctica significa: movimiento continuo y paso rápido que requiere de jugadores con buen tacto para mantener la posesión. El Tiki-Taka deja atrás el fútbol de las viejas glorias de los años setenta y ochenta del siglo pasado, en la que un sólo jugador podría solucionar un partido. En jerga de barra y cerveza esto significa que la época de Pelé, Franz Beckenbauer y Maradona es historia. Pero en Harvard todo tiene una base científica y en este caso parten de un dato estadístico, para afirmarlo: "Hasta 2005, era posible ver partidos de fútbol en los que los jugadores eran capaces de retener el balón durante tres segundos, en promedio, antes de pasar; hoy en día, se puede mantener la pelota por menos de un segundo antes de ser desafiado". Aplicado a los negocios, esto significa que gracias al Tiki -Taka los equipos se adaptan al cambio constante que ahora se da en la economía. De la misma manera que ya no hay un gran jugador sobre el que pueda pivotar la estrategia de un equipo para triunfar, tampoco las compañías basadas en el liderazgo unipersonal tienen ya capacidad de competencia ante las organizaciones de equipo. Las claves para poner en marcha la estrategia Tiki-Taka en la empresa, según las pautas de Harvard son: 1.- Adaptarse al cambio constante. El mundo empresarial actual es mucho más competitivo y cambiante de lo que era a principios del siglo XXI y lo será mucho más en los próximos años. Las organizaciones deben estar dispuestas al cambio constante. Esto implica, por ejemplo, que debe pasar a la historia aquello de comprar los ordenadores y esperar a que estén viejos para sustituirlos. Su adquisición debe organizarse a través de otros métodos como el leasing que permitan la actualización necesaria en el momento adecuado. 2.- Potenciar la inteligencia de enjambre. Tal vez no todos los jugadores estén en posición de gol, pero seguro que un buen pase puede hacerlo cualquiera. Bajo esta premisa, las empresas deben estudiar el potencial de todos sus empleados.   3. Establecer objetivos colectivos. Un jefe dando órdenes a sus empleados sin explicarles objetivos ni conexión entre ellos es, según los expertos de Harvard, un esfuerzo mal empleado. De la misma manera que el entrenador explica a los jugadores la estrategia a seguir y la posición que debe tomar cada jugador, los directivos del siglo XXI, que quieran organizaciones triunfadoras, deben explicar sus objetivos a todo el conjunto de empleados que deben ejecutarlos. Implicarles en el bien común. Esta recomendación parece de lógica aplastante, pero según los estudios manejados en la universidad estadounidense, menos del 10% de los jefes de departamento que desarrollan estrategias, explican la visión de conjunto a su personal. Las bonificaciones también dan mejores resultados si son conjuntas: "ganamos todos o perdemos todos", es la teoría de Guardiola y la que invitan a aplicar en HBR. 4. Flexibilidad. El Barça post Guardiola sigue dando ejemplos a imitar. El actual entrenador Luis Enrique a lo largo de su carrera jugó  de delantero, de interior, de lateral e incluso de mediapunta y los expertos le daban, como poco, un notable en todas las posiciones. Esa versatilidad que era un extraño fenómeno en su época, es cada vez más demandada por los entrenadores actuales. En las empresas actuales ya no caben empleados que ante una demanda de trabajo respondan con aquello de: "ese no es mi trabajo". Si la organización debe estar adaptada al cambio constante, mucho más sus empleados. 5. Liderazgo moderno. Responder el correo electrónico, atender a  las cuestiones financieras, negociar con los proveedores, resolver problemas de los clientes. ¿Son estas tareas de un líder moderno? No, según los economistas de Harvard. Al menos no si consumen tiempo a la tarea principal del líder: motivar al equipo. Según los estudios que ellos manejan, en la actualidad, el ejecutivo promedio solo dedica el 20% de su tiempo a motivar al equipo que depende de él. Un error que hace perder muchos euros. Para apostar por este modelo de éxito también hay que dejar atrás el concepto de lo que podría llamarse el líder mandón. El que tiene tan claro lo que va a ocurrir en el terreno de juego que solo le interesa que sus jugadores ejecuten. Este tipo de líder, según la HBR, sería el equivalente a entrenadores como Félix Magath y Louis van Gaal. Mientras, lo que demanda el cambiante escenario económico del mundo actual es empleados con capacidad para reaccionar por sí mismos y líderes del estilo de Pep Guardiola, Jürgen Klopp, y Thomas Tuchel, que lo incentiven. "Lamentablemente, en el mundo empresarial, la vieja guardia todavía está demasiado asentada", asegura el análisis de Harvard. "El fútbol profesional hace tiempo que aprendió la lección de que la gestión basada en el palo y la zanahoria da peores resultados que implicar al equipo en los objetivos comunes. Las empresas, en cambio, están tardando demasiado en darse cuenta", avisan. En HBR invitan a los CEOs a mirarse al espejo y preguntarse  "¿Es mi estilo como el de Magath, o como el Guardiola?
Compártelo:

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.