05 ago 2014

Cómo preparar a conciencia una feria

Asistir a una feria puede abrirnos multitud de puertas, no sólo nacionales, también mercados exteriores. Se trata de un punto de encuentro donde se dan cita la mejor oferta y la demanda más especializada, es decir, la crème de la crème. No se trata de estar presente sin más, sino que la empresa debe hacer suyo el famoso lema de Julio César veni, vidi, vici (llegué, vi, vencí). Porque si no se consigue el triunfo, no se alcanzarán nuevos clientes, se perderá prestigio y dinero. Primeros pasos Lo primero que debe plantearse la empresa es decidir a qué clase de evento quiere acudir y si encaja en el mismo. Ahí conviene que tenga en consideración una serie de parámetros: si tiene prestigio, la presencia de firmas internacionales, el número de expositores y visitantes de años anteriores, si está o no en los medios de comunicación y en las redes sociales y de qué manera. Una vez elegida la feria, el siguiente paso es de lo más sencillo: ponerse en contacto con la dirección de la misma y pedir información sobre la disponibilidad de espacio, sus características, así como la formalización de asistencia y las condiciones que se establecen por  contrato. Ya reservado conviene poner a trabajar la maquinaria. Es muy probable que la misma se celebre en una ciudad que no sea la de la sede de la empresa. Entonces habrá que seleccionar el alojamiento y el medio de transporte para acudir. Respecto a los viajes, interesa informarse sobre las tarifas que ofrecen las distintas oficinas y reservar los billetes con antelación suficiente. ¿Avión, tren o autobús? Dependerá de la distancia a recorrer. Algunas instituciones feriales ofrecen descuentos, tanto en transportes como en alojamientos, a sus clientes por lo que conviene saber cuáles son.   La importancia del stand El stand es nuestra seña de identidad en el evento. Debe representar, de forma clara, lo que la empresa ofrece. Por tanto, hay que cuidar cada detalle al milímetro. No se trata únicamente de colocar todos y cada uno de los productos que la firma tiene, o una selección de los mismos. Lo que conviene es mostrar una imagen corporativa clara, diáfana, sencilla y sin artificios que sea sinónimo de trabajo eficaz porque, entre otras razones, es posible que nuestra competencia directa esté en el stand de al lado. Para conseguirlo es bueno que el espacio integre fotografías, cartelería y toda clase de recursos gráficos que refuercen los puntos fuertes de la compañía. Importante: no es lo mismo poner la pica a la entrada del recinto que al fondo; ni tampoco al principio de una calle que al final. ¿Cuáles son los mejores lugares? Aquellos que están junto a las entradas y zonas de acceso, en las esquinas de las calles y cercanos a espacios de uso público. ¿Si se consiguen el triunfo está asegurado? Ni mucho menos. Si el stand no es atractivo, o el producto no tiene calidad, será un esfuerzo estéril. En ocasiones es la propia organización la que los alquila o, si no, conviene encargarlos a casas especializadas que se ajustan a determinados presupuestos. Dentro del mismo, el espacio ha de estar perfectamente distribuido para facilitar la labor de las personas que operan en él. Ante todo, debe ser cómodo. ¿Cómo? Es aconsejable que tenga una zona de atención directa, otra para hacer demostraciones de los productos, y otras dos más: una destinada al trato personalizado con los clientes; y otra para el almacenamiento de documentación. Supongamos que todo esto se ha conseguido. ¿Prueba superada? No, si no conseguimos que el público que se pare ante el mismo no recibe una información correcta y adecuada. Folletos, dosieres, y empleados preparados ayudarán a conseguir los planes marcados. Sin olvidar que, una vez finalizada la feria, habrá que hacer un seguimiento a aquellas personas que se han interesado por la empresa y por el producto. Si no se hace, todo el trabajo anterior caerá en saco roto.

Compártelo:

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.