03 dic 2014

Direct lending, tal vez el otro banco de la mediana empresa

No es un banco, pero presta dinero. No es una analista, pero escudriña cada esquina de los libros de cuentas. No es un inversor, pero tomará decisiones en su empresa. Hablamos del Direct Lending. Una modalidad de financiación empresarial que gana fuerza entre las empresas españolas a medida que se profundiza su divorcio con la tradicional financiación de la banca. Al direct lending, le vendría como anillo al dedo publicitarse como su verdadero otro banco. Pero ni en sueños verá un anuncio de estas entidades en carteles o televisión.  Sus protagonistas son fondos de inversión y hedged fund de todo el mundo y su estilo mucho más sigiloso.  En España sus nombres comenzaron a aparecer en la prensa a finales de 2013, cuando sus divisiones de mayor riesgo compraron algunas de las principales carteras hipotecarias de la banca.  KKR, Toro Capital, HIG, HighBridge de JPMorgan... ahora tienen un objetivo diferente. En sus balances les sobra liquidez.  Su actividad como prestamistas no tiene nada que ver con la tarea de la banca de tomar depósitos y prestar dinero. Por eso, la legislación que les compete y los requisitos que deben cumplir también son muy diferentes. Por ello se les enmarca dentro del denominado Shadow Banking, o banca en la sombra.  Esa menor regulación les hace ser mucho más rápidos y flexibles a la hora de decidir sus inversiones. Algunas fuentes financieras españolas apuntan que hay alrededor de 1.500 millones con capacidad para ser prestados en España. ¿Su destino? Empresas medianas. Aquellas que por escasez de tamaño no se pueden permitir acudir a los mercados a financiarse, ni siquiera emitir bonos en el nuevo Mercado Alternativo de Renta Fija, pero que tampoco tienen unas finanzas tan saneadas como para ser declaradas "crédito solvente" por los bancos tradicionales. Por poner cifras, estaríamos hablando de aquellas que facturan entre 20 y 150 millones de euros, con problemas financieros pero con un negocio sólido. Para todas ellas, el direct lending se perfila como la opción para no morir de inanición de liquidez. Los fondos de inversión se presentan  a sí mismos como una financiación ´customizada´. A diferencia de la banca, los criterios para acceder a los créditos no son generalizados, sino que dependen de cada empresa y de cada necesidad. Estos fondos tampoco se fían de la versión que dan las empresas de sus propias finanzas, sino que hacen un estudio personalizado del negocio y sus flujos de ingresos y gastos. Finalmente, está uno de los temas que más resquemor levanta entre los demandes de crédito y es que su labor no se queda sólo en dar dinero. En la mayoría de los casos, además, se implican en la evolución de la empresa. Es decir, toman decisiones relevantes en la gestión y, hay casos, que incluso relevan al equipo directivo. El otro gran hándicap es el precio, por encima de 8%. El tipo de interés que exigen es mucho más alto que el que ofrece la banca o soluciones alternativas como la del Fondo Apoyo a Empresas. Pero según muchos de los empresarios que ya han optado por sus servicios, no es que sean más caros, es que son la única forma para financiar proyectos de crecimiento, adquisición o reinvención a medio y largo plazo. Algo que, aseguran, a los bancos ni se les puede plantear.
Compártelo:

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.