13 nov 2012

Los países en conflicto también ofrecen oportunidades de negocio

Durante la guerra de 2006 entre Hezbollah e Israel muchas infraestructuras de generación de energía y buena parte de las casas del sur de Líbano fueron destruidas. Ahora, gracias a la contribución de España, el primer proyecto para calentar con energía solar los hospitales y las escuelas de Líbano ha sido posible. Es sólo un ejemplo de cómo algunos países inmersos tradicionalmente en conflictos también pueden ofrecer buenas oportunidades de negocio para nuestras empresas. Ahora mismo, con fondos españoles se está abordando un programa de desarrollo de energías renovables a través del proyecto Cedro. Además, la empresa pública Tragsa ha ejecutado un proyecto de descontaminación de fondos marinos y un estudio para la creación de un vertedero público, por un importe total de un millón de dólares. El actual crecimiento económico del Líbano y sus necesidades de reconstrucción están generando una fuerte demanda de materiales de construcción y maquinaria de obras públicas. Según un informe que acaba de realizar el ICEX, este país ofrece interesantes oportunidades de negocios, sobre todo en el sector público, si se mantiene la frágil estabilidad política y se desarrolla la legislación sobre privatización y asociación entre los sectores público y privado. La mejora de los deficitarios servicios en infraestructuras (transporte, telecomunicaciones, energía y agua) implica la ejecución de grandes proyectos de obras públicas. El Líbano ofrece también un mercado prometedor en otros sectores, dentro de su pequeña escala. La reconstrucción material de las ciudades demanda elevados suministros de materiales de construcción. Por otro lado, hay que tener en cuenta que el país cuenta con un mercado enormemente consumista y marquista, por lo que es susceptible de responder especialmente a campañas de promoción de bienes de consumo duradero, como ya lo hace ante la publicidad por carteles y radio de artículos de moda y productos alimenticios, destinados tanto a la población local como a los turistas de los países del Golfo y de la diáspora libanesa. El estudio del ICEX afirma en que si el Gobierno aprueba finalmente los proyectos de ley pendientes en el Parlamento y mejora el marco regulador, podrían abrirse buenas oportunidades de inversión pública en los sectores de infraestructura (transporte, telecomunicaciones, energía ?generación y distribución de electricidad- y agua). Las autoridades libanesas han manifestado su confianza en las empresas españolas de obras públicas y energías renovables, de las que esperan su colaboración para ejecutar proyectos de construcción de presas y trasladar al Líbano su experiencia en la producción de energías solar y eólica. En cuanto al sector privado cabe señalar las oportunidades de inversión en forma de franquicias en los sectores de moda y restauración por la abundancia de centros comerciales y de ocio existentes o en construcción, sobre todo en el área metropolitana del Gran Beirut.
Compártelo:

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.