05 may 2014

Principales riesgos del comercio mundial en los próximos años

Dicen que la vida depende del color del cristal con el que se mire y que una misma botella puede estar medio llena o medio vacía según quien la describa.  Para las empresas exportadoras españolas apostar por la visión optimista es fundamental si se quiere que el sector cumpla con las expectativas de ser el motor que saque al país de la crisis. En ese sentido, los últimos datos que ha facilitado la Organización Mundial del Comercio sobre las expectativas para los próximos dos años podrían suponer el impulso necesario para seguir apostando por la aventura exterior. Según esta organización, el  comercio mundial aumentará un 4,7% en 2014.  Eso significa doblar el 2,1% que creció en 2013. Además, se espera que en 2015 el incremento alcance el 5,3%. En cambio, los autores del informe han preferido poner el acento en lo negativo. "Está claro que el comercio va a mejorar a medida que la economía mundial mejore. Pero sé que ese incremento no será suficiente para los miembros de la OMC ", aseguró Roberto Azevêdo, Director General de la organización, en la presentación del informe en Ginebra. Pero ¿qué es eso que invita a los miembros de la OMC a ver la botella medio vacía? Sin duda, que tal vez se pasaron de optimistas en las previsiones de años anteriores y ahora deben encarar riesgos que no calibraron bien. "Por segundo año consecutivo, el comercio mundial ha crecido más o menos al mismo ritmo que el PIB mundial en lugar de dos veces más rápido, como suele ser habitual", apunta el informe. Los principales motivos de esa ralentización son: 1. El frenesí económico de los países emergentes se ha moderado. Mientras EEUU y Europa se han pasado alrededor de un lustro sumidos en crisis, las economías emergentes disfrutaron de un dinamismo económico que parecía imparable. Pero no es así. Ahora, se ha frenado. Mucho más de lo esperado por los economistas.    No estaba en las previsiones de casi nadie problemas como la crisis monetaria argentina ni la debilidad y los  desequilibrios que está experimentando China o los problemas de déficits por cuenta corriente que deben afrontar grandes economías como India o Turquía. 2. El consumo en los países desarrollados sigue sin despegar. EEUU ha dejado atrás la recesión. En Europa, los problemas de deuda se han atenuado y el riesgo de ruptura del euro se ha guardado en el cajón. Aún así, en ambos lados del Atlántico preocupa, y mucho, la debilidad del consumo y un desempleo demasiado alto sobre todo en Europa. Sin consumo no hay producción, ni importaciones ni, por tanto, exportaciones. También mantiene en vilo a los miembros de la OMC la evolución de las exportaciones de la Unión Europea al resto del mundo. Y es que tras unos primeros meses fuertes, se han debilitado hasta volverse negativas en lo que va de año, señalan. 3. Las políticas de los bancos centrales, sobre todo de la FED, despistan ¿Acabará la Reserva Federal con las políticas de estímulo económico de los últimos años? La incertidumbre que provoca esta posibilidad ha inyectado una fuerte dosis de volatilidad en los mercados financieros que está dañando sobre todo a las economías emergentes. Los grandes capitales han aprovechado para recoger los beneficios que esas zonas han dado  durante la crisis de occidente y la salida de dinero está provocando grandes desequilibrios por cuenta corriente. Además, señala el informe, esta tendencia podría agravarse si EEUU, en base a su recuperación, decidiera subir los tipos de interés. A esto se une el fantasma de la deflación que recorre Europa y que mantiene a todos los actores económicos mundiales pendientes de la política del Banco Central Europeo. 4. Riesgos Geopolíticos Para terminar están los nuevos riesgos políticos que se han desatado en los últimos meses. "Los conflictos civiles y las disputas territoriales en el Oriente Medio, Asia y Europa del Este podrían provocar elevados precios de la energía y perturbar los flujos comerciales en caso de que estas situaciones se intensifiquen", apunta el informe de la OMC.
Compártelo:

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.