10 abr 2013

Pros y contras de la franquicia

La franquicia puede ser una opción muy atractiva para un emprendedor, pero antes de decantarse por ella son necesarias algunas reflexiones. En primer lugar, hay que recordar que la creciente popularidad de esta fórmula de negocio acaba de quedar patente en el éxito de la última edición del salón internacional del sector celebrada en marzo en París. Cita en la que estuvo presente la Asociación Española de Franquiciadores (AEF), con el apoyo del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), y 12 empresas de nuestro país. Y también hay que decir que, según el último informe de la AEF, el número de establecimientos de franquicia operativos en nuestro país ha aumentado un 2,5% entre 2011 y 2012. Hace un año había 58.279 locales abiertos, mientras que a finales de 2012 la cifra era de 59.758. Esto ha supuesto también un crecimiento del empleo hasta los 246.354 trabajadores, un 2,3% más que el ejercicio anterior. Pero, hagamos las reflexiones que indicábamos al principio y veamos por qué y cómo convertirse en franquiciado. Este  año 2013 la asociación de franquiciadores ha elaborado un libro oficial en el que nos da algunas claves: -En un negocio independiente el empresario individual trabaja por cuenta propia; tiene que definir su concepto de negocio, estudiar su viabilidad económica y planificar su estrategia de marketing, lo que representa algunos problemas importantes. Sin embargo, una franquicia adecuada a sus posibilidades y características personales puede ayudarle a disponer de un buen negocio de riesgo menor, aunque con ciertos inconvenientes que también debe tomar en consideración. -Un candidato a franquiciado debe adecuarse en un 90% o más al modelo de negocio de acuerdo con las especificidades del mismo diseñadas por el franquiciador. Es más importante esta adecuación que una posible rentabilidad extraordinaria. El negocio primero tiene que gustar y luego estudiar los beneficios que puede generar. -Por otra parte, debe disponer de la capacidad de financiación suficiente. Si bien no es necesario contar inicialmente con todo el capital para la inversión, sí que es preciso tener medios para conseguirlo. -El franquiciado puede pedir consejo del franquiciador para la selección de su emplazamiento, la obtención de financiación externa, la contratación del arrendamiento del local, su equipamiento y adecuación, y el lanzamiento de su actividad. La operación comercial está diseñada en los manuales de operaciones que el franquiciado recibe, y su organización contable y administrativa debe basarse en un sistema claro y práctico organizado por el franquiciador. -Una franquicia establecida disfruta de un nombre reconocido, una marca, que hace que el negocio del franquiciado se inicie ya con una reputación conseguida por adelantado. Mientras que un negocio individual precisa años para alcanzar el nivel de conocimiento público que la franquicia le da de entrada, y si esto se completa con la asistencia continuada las ventajas para el franquiciado son evidentes. -Pero la franquicia también impone algunas limitaciones. El contrato firmado por el franquiciado le obliga a respetar el formato de negocio del franquiciador y cada punto de venta es gestionado de acuerdo con este respeto. Todos los aspectos de la explotación de una franquicia están fijados en los manuales y esto limita en alto grado la independencia del franquiciado. -La marca controla la actividad del franquiciado. Tiene para ello personal que ejerce la supervisión no solo operacional sino también económica de su establecimiento. Dependerá del buen hacer de uno y otro que no se produzcan los roces que parecen inevitables, ya que el franquiciador se ve obligado a ejercer sus derechos en casa ajena, si tenemos en cuenta que se trata de negocios de distinta propiedad. -Y, finalmente, no siempre coincide la concepción general de un negocio de franquicia con las necesidades particulares de un franquiciado cuando éste se ve afectado por hechos locales, como la aparición puntual de nuevas competencias o los cambios de hábitos debidos a causas también locales. Por si, una vez examinadas las ventajas y los inconvenientes, decide finalmente apostar por la franquicia, en un próximo post le indicaremos los pasos prácticos que debe dar para iniciar el negocio.
Compártelo:

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.