13 may 2024

Cómo pueden ayudarte los Incoterms en tus acuerdos comerciales con el exterior

Gracias a los Incoterms, cualquier empresa que desee crecer en el exterior puede disponer de unos protocolos que velan por proteger tanto a la parte vendedora como a la compradora. Algo vital para que una pyme con los recursos limitados se atreva a poner en marcha su siguiente fase de crecimiento con un riesgo reducido.

Carlos Sánchez - Colaborador de Asesores de Pymes externo a Cesce

 

Cuando una empresa crece, es frecuente que tarde o temprano se plantee el salto internacional. Sin embargo, el envío de mercancías al exterior tiene ciertas peculiaridades y una parte importante tiene que ver con los International Commercial Terms, más conocidos como Incoterms.

Los Incoterms son clave en las negociaciones internacionales, ya que se ocupan de regular las operaciones comerciales, permitiendo a las empresas establecer un acuerdo sobre los diferentes aspectos de la operación, como el lugar y el sistema de entrega de una mercancía, así como la responsabilidad que asume cada una de las partes.

La razón de ser de los Incoterms, cuya normativa fue elaborada por la Cámara de Comercio Internacional, es la de simplificar los contratos comerciales, aclarando los puntos principales de cada acuerdo y reduciendo el papeleo burocrático.

Qué regulan los Incoterms

En realidad, los Incoterms regulan muchas de las variables que entran en juego en cualquier operación comercial entre empresas, como por ejemplo:

  • De qué manera se va a entregar la mercancía. Puede ser de forma directa o indirecta, utilizando o no un intermediario o un transportista, según cada caso..
  • Dónde se va a entregar la mercancía. A través de los Incoterms se fija dónde debe depositar la mercancía el vendedor y en qué lugar la recoge el comprador.
  • Reparto de los gastos entre las partes. Gracias a estos acuerdos se distribuye qué gastos de la operación corren a cargo del vendedor y cuáles son responsabilidad del comprador.
  • El modo de transmisión de los riesgos. Tanto el comprador como el vendedor fijan qué partes del proceso son responsabilidad de cada uno y, por tanto, qué gastos deben afrontar y qué riesgos asumen en la operación.
  • Todos los trámites en la aduana. En los Incoterms se especifica cuál de las dos partes debe hacerse cargo de los trámites aduaneros.

Cabe destacar que, si bien los Incoterms cubren una parte importante de los aspectos de una operación comercial internacional, hay otros muchos que se quedan fuera, como por ejemplo:

  • Incumplimientos del contrato. Qué hacer en caso de que una de las partes incumpla el contrato y a qué mecanismos es posible recurrir para resolver el conflicto.
  • Medios de pago. A través de qué vía y en qué plazos el comprador debe abonar el dinero acordado al vendedor correspondiente a la mercancía.
  • Precio de la mercancía.
  • Impuestos aplicables a la transacción.
  • Derechos de propiedad y transferencia del título de posesión.

Clases de Incoterms

En cada Incoterm es posible encontrar una serie de letras que hacen referencia a un código establecido por la ICC. Este código se divide en cuatro categorías:

  • Grupo E, o entrega directa a la salida. Se identifica con las siglas EXW (Ex Works, en inglés), y establece que el vendedor debe entregar la mercancía en las instalaciones de la empresa compradora.
  • Grupo F, o entrega indirecta. El vendedor deposita la mercancía en el lugar acordado, y luego es el comprador quien se hace cargo de contratar y realizar el transporte hasta su país. Hay varias subcategorías con las siglas de FCA (Free Carrier), FOB (Free on board) o FAS (Free alongside ship).
  • Grupo C, también de entrega indirecta. El vendedor debe contratar el transporte de la mercancía (pero sin asumir los riesgos de pérdida o de daño de la misma) y los trámites en la aduana. El comprador se responsabiliza de transportar la mercancía hasta sus instalaciones una vez que esta llegue a su país. También tiene distintas variantes: CFR (Cost and Freight), CIF (Cost, Insurance and Freight), CPT (Carriage Paid To), CIP (Carriage and Insurance Paid To).
  • Grupo D, de entrega directa. El vendedor se hace cargo de los gastos y los riesgos del transporte de la mercancía. Según su modalidad, puede ser DAT (Delivered At Terminal), DAP (Delivered At Place) o DDP (Delivery Duty Paid).

¿Es obligatorio el uso de Incoterms?

Los Incoterms no son obligatorios en los acuerdos de compraventa internacional, aunque sí son muy recomendables. Gracias a ellos es posible asegurar un mayor nivel de protección y, por lo tanto, de certidumbre tanto a la parte compradora como a la vendedora en relación a que se van a cumplir con todos los aspectos recogidos en un contrato comercial.

Compártelo:

Publicidad

Twitter

cesce_es

Contenido más visitado

Más populares

15 consejos y ejemplos para vender tu nuevo producto o servicio

63599 Accesos

Los seis elementos clave para elaborar un buen presupuesto

55410 Accesos

Conoce los países más endeudados del mundo

47885 Accesos

Breve historia de la inteligencia artificial: el camino hacia la empresa

41736 Accesos

Qué es y para qué sirve el modelo Canvas

16739 Accesos

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes
Escríbenos en X @cesce_es
Servicio de consulta en X

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Cesce tratará tus datos con la finalidad de remitirte información comercial, por cualquier medio, incluido el electrónico. Puedes ejercer tus derechos en materia de protección de datos (acceso, rectificación o supresión, entre otros) tal y como se indica en la Política de Privacidad de Cesce, la cual puedes consultar para obtener información adicional sobre el tratamiento de tus datos.