26 ene 2015

Cómo comunicar un despido

Decirle a un empleado que la empresa prescinde de sus servicios es un mal trago que atasca la garganta de cualquiera. Se trata de una situación difícil, capaz de poner a prueba la profesionalidad del más duro gestor y de originar, en algunos casos, una lucha fratricida entre la cabeza y el corazón. He aquí una serie de cuestiones que pueden ser tenidas en cuenta a la hora de abordar este tema:

-Estar bien informado es fundamental a la hora de enfrentarse a un despido.

-La noticia del despido debe comunicarse en los primeros treinta segundos de conversación. Hay que ser directos e ir al grano.

-Las entrevistas no deben durar más de siete u ocho minutos. Una vez que el empleado entiende la situación, alargar la conversación durante una hora no conduce a nada. Las agonías, cuanto antes, mejor.

-Lo más apropiado es que la reunión se lleve a cabo en un despacho o sala de reuniones poco transitado, donde no haya gente pasando continuamente.

-Hay que demostrar que a la compañía le importa el bienestar del despedido, pero sin utilizar frases del tipo lo siento, me pongo en tu situación, o esto va a ser una bendición para tu carrera. El que despide nunca está en los zapatos del despedido y, por tanto, no sabe el callo que le duele. Son trivialidades que perturban el mensaje.

-En todo momento hay que mantener la situación bajo control. Por ello, es mejor que en la entrevista estén presentes dos personas y el despedido. En caso de que una de ellas se vea superada por las circunstancias, la otra puede echarle una mano. La persona que acompaña al despedidor puede ser un antiguo jefe del empleado o su jefe de sección, alguien que le conozca bien.

-No hay que discutir. No es el momento de entrar en polémicas y ver quién tiene y quíén no tiene razón.

-En ningún momento hay que avergonzar al empleado. Las entrevista de despido son de conclusión y no de apreciación de resultados laborales. Decir la verdad no es sinónimo de sacar trapos sucios o desvalorizar al trabajador. El trato ha de ser exquisito.

-Tampoco se debe avergonzar al resto de los empleados. Un despido tiene efectos en los trabajadores no despedidos. Se deben buscar mecanismos que amortigüen la ola emocional que se produzca en la plantilla.

-Proteja a los clientes y proveedores de su compañía. Cuando se prescinde de una persona, ésta lo comenta entre sus familiares, amigos, compañeros y da su interpretación de los hechos. Esta versión puede llegar a oídos de empresas que mantienen alguna relación con la suya.

Compártelo:

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.