18 sep 2013

Cómo crear una marca de éxito

Haga la prueba: entre en una tienda de ropa y elija unos vaqueros. Su mano, seguramente, acabará cogiendo los de una marca determinada, esa que tiene grabada en su cerebro. Y detrás de esa marca hay toda una estrategia de marketing, de imagen y de comunicación de la que depende la vida y la supervivencia de la empresa. Por eso, un emprendedor debe ser consciente de la importancia de su marca. Porque, la misma, identifica el producto o el servicio, y lo hace diferente y atractivo. Preguntas clave A pesar de ser uno de los valores más importantes de la empresa, y que le acompañará a lo largo de la vida de ésta, pocas veces en el ámbito de desarrollo de nuevos proyectos empresariales se dedica la suficiente atención a la creación de la marca. Para configurar su identidad, el emprendedor debe realizarse una serie de preguntas:

  • ¿Cuáles son las características más significativas, diferencias y valor que se pretende conseguir?
  • ¿Cuáles son las ventajas que representa nuestra marca?
  • ¿Qué pretendo que las personas perciban, piensen y valoren de mi marca?
  • ¿Cuál es el objetivo de la marca a medio y largo plazo?

Las respuestas a estas y otras preguntas, en la mayoría de las ocasiones, no suelen plantearse en la mente de emprendedor. Entre otras razones, porque está dando prioridad a otros aspectos del negocio. Pero son el punto de partida para poder crear una marca de éxito. Cinco puntos A la hora de plantearnos cómo debe ser el nombre de una marca, hay cinco aspectos que son básicos:

  1. Debe ser poco corriente, interesante y de fácil pronunciación
  2. Debe sugerir asociaciones deseadas y no levantar falsas expectativas
  3. Debe ser fácil de recordar
  4. Debe ser distinta, que no se parezca a otros nombres de la competencia
  5. Por último, debe poder ser registrada y protegida legalmente.

En el proceso de creación de la misma, el emprendedor debe tener en cuenta a qué clientes se dirige, qué ventajas encierra la oferta de su marca, y cuál es el objetivo de la misma en el futuro, entre otras cuestiones. Para el cliente, la marca es un signo distintivo. Ante la elevada oferta de productos y servicios, la marca contribuye a disminuir la incertidumbre que siente ante ese amplio abanico de oportunidades y, lo que es más importante, le permite agilizar la toma de su decisión, que no es otra que la de comprar. Esta es la verdadera razón de ser de la marca: que el cliente nos tenga presente, que nos considere y, sobre todo, que nos elija. Cercanía El emprendedor que tiene capacidad para detectar oportunidades y convertirlas en empresa también  debe centrar su esfuerzo en crear una marca que el cliente sienta como cercana. Porque el empresario también se convierte en el principal activo de la marca. Sus capacidades y habilidades también configuran la misma. Bill Gates o Steve Jobs son dos claros ejemplos. Y a medida que el empresario vaya mejorando sus cualidades, se producirán connotaciones más positivas en la marca.

Compártelo:

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitterr

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.