25 dic 2013

Cómo preparar una buena mesa para hacer negocios en casa

Ahora que las comidas y cenas de empresa están a la orden del día, si eres empresario o emprendedor tienes que tener también en cuenta la siguiente consideración: no siempre los negocios se quedan en el despacho. Hay veces hay que recibir en la casa a clientes, al jefe o a los empleados. Es una parte más de tu buen hacer en el mundo de los negocios. Cuando los platos y los cubiertos sustituyen a los papeles de trabajo suelen ocurrir cosas bastante interesantes. El rito Si quieres conseguir el éxito en este otro apartado tienes que apuntarte una serie de recetas de oro. Usa tu naturalidad y tu buen sentido común. Y, sobre todo, disfruta con ello. Una mesa de invitados puede ser formal, cuando las circunstancias así lo requieran, o bien informal, con la que saldrás airoso en la mayoría de los casos. Todo lo que sucede en la mesa es un rito que está íntimamente relacionado con el buen gusto, la sensibilidad y los sentidos. Tres condiciones que se ponen de manifiesto desde el momento en que se preparan cada uno de los elementos que se van a utilizar. Las flores constituyen una parte primordial de cualquier mesa, por lo que hay que utilizar aquellas que no tengan perfume o que sea casi imperceptible. Es necesario cuidar que no sean muy altas para no entorpecer la visión de los comensales. El tamaño y la forma del arreglo van en función del tipo de mesa. Para una rectangular, uno alargado es más decorativo, y para una mesa redonda, un arreglo de la misma forma es el más adecuado. Las velas aportan un clima intimista y sólo se deben utilizar por la noche. Se encienden antes de pasar al comedor y se apagan una vez se hayan retirado los comensales. Para poner una mesa formal hay que marcas los sitios donde se sienta cada invitado y colocar una vajilla adecuada de acuerdo con el menú. Este tiene que estar compuesto, como mínimo, por un entrante, primer plato, postre y los vinos adecuados. ¿Quién preside? En el momento de distribuir a los invitados en torno a la mesa se hará una evaluación de la jerarquía, edad o condición. Para ello se establecerán las órdenes de jerarquía, así como las presidencias, que son los sitios ocupados generalmente por los dueños de la casa o los invitados de honor cuando los dueños ceden su sitio. Hay que tener en cuenta que se deben intercalar hombres y mujeres separando a los matrimonios y parejas, así como intentar contar con la misma cantidad de hombres y mujeres. Quien está a la derecha de los anfitriones es quien ocupa el sitio de honor, siendo los que quedan a la izquierda, respectivamente, quienes le siguen en precedencia. Las presidencias se pueden diferenciar en inglesa y francesa. En la primera, los anfitriones se ubican en los extremos de la mesa y en el centro quedan los invitados de menor jerarquía. Por el contrario, cuando se usa el modo de presidir francés, los dueños de la casa se sitúan en el centro compartiendo la cabecera con los invitados de honor, quedando hacia los extremos los demás comensales. Éste sistema es el más utilizado en banquetes y cenas protocolarias. Cuando la ocasión lo merezca, es conveniente marcar los sitios con tarjetas en las que se colocan los nombres de cada comensal, cuidando de no hacerlo los anfitriones. Las copas en las mesas formales son tres: agua, vino tinto y vino blanco. Si has pensado en hacer un brindis, siempre después de los postres, se deben colocar las copas de cava formando un ángulo con las de vino.

Compártelo:

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.