07 jul 2013

¡Digitalice su empresa!, es la fórmula más rápida para triunfar

Ya no valen las antiguas estructuras y los anquilosados modelos de negocio. Los que no lo han entendido se han quedado en el camino, como le sucedió a una conocidísima marca de cámaras fotográficas que se resistió a olvidarse de sus tradicionales carretes y a otro no menos conocido fabricante de teléfonos móviles que no supo adaptarse a los nuevos tiempos. En estos momentos, se impone otra forma de hacer las cosas, más flexible y ágil, que tiene en la digitalización su principal estrategia. Hay muchas pymes que ya han nacido en la era digital, por lo que están acostumbradas a trabajar en este ámbito y a aprovechar sus múltiples posibilidades. Pero hay otras que simplemente deben adaptarse para no morir. Solo existe una certidumbre de futuro, y es que las firmas que sobrevivan a corto y medio plazo serán las que hayan hecho bien sus deberes en tareas de digitalización. Y es que la digitalización puede afectar a todos los ámbitos de una empresa y suponer una verdadera revolución en su estrategia de producción, marketing, ventas e internacionalización. Cualquiera que sea el producto al que se dedique, su estrategia de ventas y marketing deben tener muy en cuenta la proliferación de aparatos tecnológicos interactivos a través de los que nos informamos, elegimos, decidimos y actuamos continuamente todos los ciudadanos del planeta y, por lo tanto, todos los consumidores. Si hablamos de la producción, hay que tener en cuenta que en estos momentos cualquier producto puede digitalizarse y obtener un beneficio de ello: neveras, espejos, semáforos? Por ejemplo, una empresa de recogida de basuras puede saber si un contenedor está lleno o no, gracias a un dispositivo digitalizado, para proceder o no a su descarga, lo que le ahorrará tiempo y dinero. En algunos ámbitos como el de la música, la televisión o la educación la digitalización está transformando completamente los negocios. En los dos primeros se compra y consume ya de otra manera, mientras que el tercero está experimentando importantes cambios. Por ejemplo, hay empresas que ya no cobran por los contenidos educativos, sino que los proporcionan gratuitamente. Pero ¿entonces de qué viven? Pues de reunir simpatizantes y cobrar por asesorías, exámenes, títulos y certificados que conceden de forma paralela o posteriormente. El marketing de cualquier empresa también puede dar un vuelco gracias a la digitalización. Se estima que en 2020 habrá 50.000 millones de aparatos digitales interconectados en el mundo. Y si tenemos en cuenta que entonces seremos unos 8.000 millones de personas, está claro que tocaremos a más de 5 dispositivos por habitante. Y eso que ahora ya interactuamos continuamente con diferentes gadgets mientras vemos la tele, usamos el smartphone, etc. Tal es la fuerza de los teléfonos móviles en estos momentos que existen 6.000 millones en todo el mundo, cuando solo hay, por ejemplo, 800 millones de automóviles. Hoy en día, para vender es imprescindible estar en Facebook y Twitter, pero también en las aplicaciones del Smartphone y en Google. Un consumidor busca el mejor restaurante o el bar más cercano que aparece en su gadget y acude a comprarse un traje después de haber comparado diferentes prendas en su buscador favorito. Pero es que dentro de nada habrá tiendas en las que si vas a comprar un equipo de tenis, el espejo del probador mostrará, por ejemplo, cómo le quedaría la misma prenda a Rafa Nadal. Y eso será un valor añadido por parte de esos comercios que ningún aficionado olvidará con rapidez. La imagen y la publicidad tienen muchas caras y todas pueden ir ligadas a la digitalización. Nadie duda ya de que cualquier comentario en las redes sociales sobre una experiencia negativa con una determinada empresa o una crítica en un blog pueden resultar demoledores y arruinar cualquier campaña de publicidad de esa firma. Por lo tanto, habrá que estar al tanto y procurar que esto no ocurra. Por último, la digitalización también resulta fundamental en la internacionalización de una empresa. Constituye casi una fórmula mágica para salir al exterior rápidamente, ya que utilizando correctamente la web conseguirá multiplicar su proyección y escalabilidad notablemente; y con apenas inversión podrá abrir tiendas y comercios en cualquier país. Si quieren comprobarlo, observen el caso de la firma de ropa Desigual, que ha basado su gran éxito internacional en la apertura de tiendas en internet adaptándolas a cada lugar y mercado en los que se han querido introducir. Los buenos resultados no han tardado en llegar.

Compártelo:

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.