16 sep 2013

La banca española mira a los proyectos digitales de Latinoamérica

"Ser el primer banco digital de la región". Este es el ambicioso objetivo que se ha planteado el BBVA en Latinoamérica, según explicó su consejero delegado, Ángel Cano. Para conseguirlo ha decidido sacar la chequera y ha anunciado un plan de inversiones de 2.500 millones de dólares (1.879 millones de euros); un 40% estará destinado a proyectos tecnológicos y el resto a "proyectos enfocados en el crecimiento en infraestructuras y redes de distribución". Sin duda esta es una oportunidad de negocio para todas aquellas empresas cuyos desarrollos tecnológicos estén relacionados con el ámbito financiero, los sistemas de pago y el comercio electrónico. Y es que el banco lo tiene muy claro. "Es necesario impulsar los canales digitales, ya que jugarán un papel fundamental en la banca de los próximos años", aseguró Cano. Latinoamérica es uno de los destinos ideales para la inversión por la potente implantación que ya tienen algunos bancos españoles en la región y, sobre todo, porque allí el desarrollo del canal bancario tiene todavía un gran recorrido. Además, desde el estallido de la crisis financiera en 2007, Latinoamérica ha crecido casi cuatro veces más que los países desarrollados y la previsión que manejan los organismos internacionales es que la tendencia continúe y al menos crezca el doble de lo que lo harán los miembros de la Unión Europea. El crecimiento que prevén con este plan de inversiones es multiplicar por dos el número de clientes de internet, hasta llegar a los cinco millones de clientes, y por ocho los que operan a través del móvil, hasta alcanzar los 2,3 millones. Pretenden tomar posiciones en las dos líneas de crecimiento que los servicios financieros están tomando en Latinoamérica. Por un lado, la bancarización de la economía por vías tradicionales. Es decir, la de negocios y particulares que establecen una relación comercial con las entidades financieras acudiendo a una oficina y contratando con ella los productos que le interesan en cada momento; desde cuentas de ahorro, a líneas de liquidez, descuentos, créditos... Y la otra, la de una economía menos ´ortodoxa´ de pequeñas empresas o negocios que  por su tamaño no tienen capacidad financiera para afrontar el alto coste que implica la bancarización de sus sistemas de pago y que están apostando por las nuevas tecnologías para operar. En este campo, es donde las empresas tecnológicas pueden aprovechar para captar alguno de esos millones que la banca española está dispuesta a invertir. Y ya son varias las que lo han conseguido. Entre ellas, SumUp, una start-up que ha desarrollado un dispositivo que se conecta a los smartphones y tabletas (todos los modelos de iPhone y iPad y terminales Android) y permite a los pequeños negocios aceptar pagos mediante tarjeta de crédito. O Radius, firma especializada en los servicios de inteligencia de negocios, que recibió 12,4 millones de dólares. El Banco Santander también está apostando por el mercado de los pagos por móvil, invirtiendo en pequeñas empresas especializadas, como la sueca iZettle. La entidad presidida por Botín ha inyectado cinco millones de euros en esta pyme para desarrollar este tipo de servicios en México.
Compártelo:

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.