23 abr 2024

BCE y FED: Un divorcio argumentado y positivo para la eurozona

En junio el eurobanco puede romper una regla no escrita en política monetaria que prácticamente obliga a todos los bancos centrales a seguir las estrategias que marca la Reserva Federal en EUU, al ser este país el mercado director para el resto del mundo.

Alex Ordóñez - Colaborador de Asesores de Pymes externo a Cesce

 

Históricamente, en términos económicos a EEUU se le conoce como el mercado director. Un término que quiere decir que lo que allí ocurre marca el camino a seguir por el resto debido a la influencia de este país, de su moneda y de su mercado de renta variable y fija -léase Wall Street y el T-Note- en el resto del globo.

Dicha preponderancia de lo que sucede al otro lado del Atlántico se ha apreciado también en las estrategias de políticas monetarias. Esto quiere decir que todos los bancos centrales han esperado a las actuaciones realizadas por la Reserva Federal de EEUU (Fed) para replicarlas. Nuestro Banco Central Europeo (BCE) nunca ha sido una excepción a esta regla no escrita, pero seguida por todos. De hecho, el BCE jamás ha empezado a bajar o a subir tipos de interés hasta que la Fed lo hacía. El reciente ciclo de subidas en el precio del dinero ha vuelto a demostrar este comportamiento. La Fed comenzó primero con los incrementos y pocos meses después el BCE hizo lo propio.

Pero este escenario en el que el BCE siempre sigue a la Fed está a punto de romperse. De hecho, eso es lo que se deduce de los recientes mensajes mandados por ambas entidades. Así, mientras que la Fed descarta efectuar la primera bajada de tipos en junio y pone en duda que dicha actuación pueda concretarse incluso en el presente ejercicio, el BCE ha telegrafiado en las últimas semanas que está más que preparado para reducir el endurecimiento de su política monetaria tras su próxima reunión que se celebra en el mes de junio. De hecho, tanto la presidenta del eurobanco, Christine Lagarde, como su vicepresidente, el español Luis de Guindos, han asegurado que si la inflación no da un susto el mes próximo es seguro que arrancará el recorte de tipos.

En otras palabras, el BCE está muy cerca de divorciarse de la Fed y romper un matrimonio muy antiguo. ¿Por qué? ¿Tiene lógica? ¿Es bueno o malo que el eurobanco vaya por libre y baje los tipos mientras la Fed los mantiene más elevados en EEUU?

Vayamos por partes. Que el BCE se adelante en esta ocasión a las estrategias de la Fed tiene explicación. Para empezar, el proceso de desinflación prosigue en Europa mientras que en EEUU ha habido sendos repuntes del IPC en los dos últimos meses que invitan al banco central del país a ser más cauteloso. Esto es evidentemente positivo, ya que quiere decir que la pesadilla de los altos precios está más próxima a terminarse en Europa. Pero no todo es tan bonito, ya que otro de los motivos que llevan al eurobanco al divorcio es que mientras que en EEUU la economía está aguantando perfectamente el exigente contexto que para la financiación suponen unos tipos en niveles del 5,5%, las cosas no están tan claras en Europa. Muy al contrario, las dos primeras economías de la UE están teniendo lecturas macroeconómicas muy pobres. No en vano, Alemania está en recesión, mientras que Francia creció un pírrico 0,7%.

Es decir, la Unión Europea no puede aguantar por mucho más tiempo unos tipos de interés en el 4,5% actual sin que el territorio acabe entrando en contracción económica. De hecho, si aún no lo ha hecho ha sido por el excelente comportamiento de las economías del sur de Europa, con España a la cabeza que cerró el pasado ejercicio con un alza del PIB del 2,5%.

Otro aspecto a tener en cuenta es que la media del precio del dinero en EEUU durante las tres últimas décadas ha sido del 4,9% mientras que en la Unión el nivel se ha quedado en el 0,97% en el mismo periodo. Esto deja un diferencial de solo un 0,6% con los tipos actuales en EEUU mientras que tal brecha escala al 3,53% en Europa respecto a sus medias históricas. Una diferencia que muestra que la economía americana está más que acostumbrada a crecer pese a tener un tipos altos mientas que Europa ha necesita la inestimable ayuda del BCE para poner mantener unos dignos niveles de crecimiento económico en el pasado.

Asimismo, existe otro aspecto que no se suele considerar a la hora de valorar las actuaciones de los bancos centrales y que adquiere gran importancia en la actualidad. No existe ninguna norma que diga que cuando el BCE o la Fed empiezan el recorte de tipos vayan a seguir haciéndolo cada vez que haya una reunión. Es decir, que el eurobanco podría bajar el nivel actual del 4,5% al 4,25% en junio y dejarlo en ese porcentaje durante bastantes meses más para asegurar que el IPC regresa al normalizado 2%. Asimismo, tampoco hay ninguna regla interna en estas entidades que obliguen a que el precio del dinero se reduzca en 25 puntos porcentuales o 50 puntos porcentuales cada vez que se toma una decisión. Es decir, el BCE podría reducir 10 puntos el precio del dinero, hasta el 4,4%, y sentarse a esperar a ver qué ocurre con la economía o los precios.

Por tanto, el hecho de que el BCE tome la delantera a la Fed en estos momentos no quiere decir que se vayan a tomar decisiones que puedan echar por tierra los esfuerzos de todos los organismos ( y de las personas) por reducir los inauditos incrementos que han mostrado los precios tras el fin de la pandemia del Covid y el arranque de la guerra en Ucrania.

Y, por último, la elevada deuda pública que muestran las grandes economías europeas también añade presión al BCE para que ponga en marcha la máquina de reducir tipos más pronto que tarde para reducir la factura que los tipos de interés implican a la hora de pagar dicho pasivo.

A la vista está que existen bastantes motivos con los que el BCE puede argumentar un divorcio que, en caso de concretarse, sería muy bueno para la eurozona, ya que rebajaría un poco las dificultades de financiación, lo que sería muy positivo para mejorar la actividad empresarial e impulsar las inversiones y el crecimiento de los negocios.

Compártelo:

Publicidad

Twitter

cesce_es

Contenido más visitado

Más populares

15 consejos y ejemplos para vender tu nuevo producto o servicio

63599 Accesos

Los seis elementos clave para elaborar un buen presupuesto

55410 Accesos

Conoce los países más endeudados del mundo

47885 Accesos

Breve historia de la inteligencia artificial: el camino hacia la empresa

41736 Accesos

Qué es y para qué sirve el modelo Canvas

16739 Accesos

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes
Escríbenos en X @cesce_es
Servicio de consulta en X

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Cesce tratará tus datos con la finalidad de remitirte información comercial, por cualquier medio, incluido el electrónico. Puedes ejercer tus derechos en materia de protección de datos (acceso, rectificación o supresión, entre otros) tal y como se indica en la Política de Privacidad de Cesce, la cual puedes consultar para obtener información adicional sobre el tratamiento de tus datos.