05 ene 2021

Hidrógeno y movilidad inteligente: un enorme abanico de oportunidades de negocio

La recesión económica que ha traído consigo la pandemia global por coronavirus ha afectado, con mayor o menor relevancia, a la gran mayoría de los sectores e industrias. Sin embargo, dentro de las malas noticias, quizá lo más positivo ha sido la aceleración en la introducción de las nuevas tecnologías en muchas actividades y, con ello, que la práctica totalidad de los consumidores se ha integrado aún más con las herramientas virtuales para atender las distintas necesidades, personales y profesionales, que tienen en su vida diaria.

Este caldo de cultivo beneficia enormemente al segmento de la movilidad, ya que se ha hecho más patente que nunca que es imperativo identificar e integrar, sobre todo en las grandes ciudades, soluciones de movilidad eficientes y sostenibles. Es decir, imbrican con mayor fuerza a las innovaciones tecnológicas para que los desplazamientos humanos sean más rápidos y seguros, pero, también, respetuosos con el ecosistema. Y, todo ello, bajo el paradigma de situar, siempre, a la persona en el centro.

Por ejemplo, en los últimos años ya se ha visto en muchas urbes cómo se introducían soluciones para dotar al ciudadano de una oferta todavía mayor de multimovilidad, sumando a la opción de ir a pie, la de utilizar su vehículo privado o los transportes públicos convencionales (como el metro o el autobús), otras posibilidades, como la bicicleta, el patinete o el ‘car-sharing’.

El apoyo de la digitalización

A todas las oportunidades de negocio que han surgido en torno al fenómeno de la multimovilidad se ha sumado la digitalización, que también ha posibilitado a la Administración planificar de manera más eficiente el transporte de la ciudad, mientras que el ciudadano puede integrar en su dispositivo móvil todas las alternativas de movilidad que existen, dando lugar a su vez a inéditas líneas de negocio como, por ejemplo, el transporte bajo demanda, que incrementa la experiencia de usuario mientras que a las empresas les favorece conseguir un mayor ratio de eficiencia y beneficio.

En paralelo, y de manera progresiva, se está volviendo a una ‘Edad de Oro’ del coche eléctrico, gracias a las inversiones en I+D que llevan realizando, desde hace años, muchas compañías de automoción, y que ya está dando frutos en forma de modelos sostenibles, con una mayor autonomía y a precios más competitivos. Cuando hablamos de vehículo eléctrico nos referimos, en esencia, a aquellos impulsados por una fuente de energía eléctrica que se transforma en energía cinética para permitir su circulación.

El futuro está en el hidrógeno

Existen tres clases de vehículos eléctricos, aunque dos de ellos tienen escasa penetración en el mercado: los que utilizan pilas de combustible (Fuel Cell Electric Vehicle, FCEV) y los de batería extendida (Extended-Range Electric Vehicles, EREV). El líder, sin discusión, es el que está basado en batería de iones de litio (Battery Electric Vehicle, BEV). En cualquier caso, todos ellos tienen que solucionar en los próximos años dos grandes problemas que arrastran a día de hoy: por un lado, el uso de fuentes fósiles para la producción de electricidad (que casa poco con el espíritu de sostenibilidad de estos automóviles); y por el otro, el espinoso asunto de la autonomía, que, aunque se ha mejorado sobremanera en la última década (hoy existen modelos que pueden mantenerse operativos sin carga durante 400 kilómetros), les sigue separando del resto de oferta automovilística del mercado.

Ambos retos podrían superarse en muy poco tiempo gracias a los proyectos que se encuentran en marcha en relación con el hidrógeno verde, que no emite ningún gas de efecto invernadero y que, además, se puede almacenar. Tanta es la confianza depositada en él que existe un Plan Nacional de Energía y Clima que le otorga un papel preponderante como fuente de energía renovable clave para la próxima década.

Las oportunidades de negocio, en este sentido, son muchas: desde la fabricación de vehículos hasta la inversión y desarrollo de nuevos motores que optimicen el uso del hidrógeno verde en los automóviles. Por supuesto, la implantación masiva de electrolineras es otra de las tareas pendientes dentro de las infraestructuras europeas, pero, con especial hincapié, en España, que, en la actualidad, solo cuenta con seis.

Si parece claro que estos próximos años van a ser proclives para el auge en la comercialización de nuevos vehículos eléctricos, fuera de los combustibles, también están apareciendo oportunidades para las empresas que puedan implantar soluciones tecnológicas en los diferentes modelos. Por ejemplo, el coche eléctrico parece el candidato idóneo para abrazar las virtudes de las redes 5G, pudiendo leer la ingente cantidad de datos que reporten las infraestructuras de las ciudades o el propio vehículo para conocer en tiempo real el estado de las carreteras, para reducir las posibilidades de sufrir accidentes o de cara a evaluar qué opciones existen de que el vehículo se estropee en medio de la vía mientras circula. De hecho, las compañías automovilísticas están invirtiendo mucho dinero y recursos en diversos desarrollos relacionados con la comunicación del coche con otros coches (C2C) o con la propia ciudad (C2X) para distinguir al coche eléctrico del resto de la oferta existente en el mercado.

Compártelo:

Publicidad

Twitter

cesce_es

Contenido más visitado

Más populares

10 consejos para vender tu nuevo producto o servicio

59112 Accesos

Los seis elementos clave para elaborar un buen presupuesto

51297 Accesos

Conoce los 15 países más endeudados del mundo

44037 Accesos

Breve historia de la inteligencia artificial: el camino hacia la empresa

39001 Accesos

Qué es y para qué sirve el modelo Canvas

15952 Accesos

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que Cesce me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que Cesce va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, Cesce tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de Cesce.