26 oct 2021

La nueva realidad de los viajes de empresa

A pesar de que muchos ámbitos del mundo corporativo están volviendo a recuperar su situación previa a la pandemia, los viajes de empresa parecen haber cambiado de forma drástica, principalmente debido a las nuevas formas de comunicación virtual.

El crecimiento del teletrabajo, un evidente aumento de la virtualización de las actividades, el impacto de los nómadas digitales, una mayor conciencia sobre la sostenibilidad del planeta o la creciente preocupación por la seguridad sanitaria. Estos son algunos de los factores que, principalmente, han impactado en la nueva realidad de los viajes de empresa tras la pandemia global por coronavirus. Una situación que, en líneas generales, puede definirse como de dicotomía, ya que gran parte de los profesionales desean recuperar el nivel de viajes que llevaban a cabo con carácter previo a marzo de 2020 pero con una serie de cambios sustanciales: menos tiempo fuera de casa, mayor calidad en los desplazamientos y una flexibilidad casi total para gestionar sus agendas mientras viajan.

Una reciente encuesta elaborada por BCD Travel Research & Innovation bajo el título  ‘Future of Work and Business Travel’ afirma que uno de cada tres profesionales en España ha recuperado los viajes corporativos en el desempeño de su trabajo pero que encuentra algunas incertidumbres sobre si esta vuelta a la normalidad será duradera, por causas como el avance en la vacunación contra la Covid o el futuro legal del pasaporte sanitario. Además, mayoritariamente se quejan de algunas anomalías en los servicios, como un encarecimiento en los precios, una reducción de la oferta o una limitación en algunas de las prestaciones que disfrutaban anteriormente.

Team building frente a agilidad

Las dos posiciones con respecto a los viajes de empresa parece claras: por un lado, está la de aquellos que defienden que es preciso recuperar su normalidad dentro de los esquemas corporativos por la potencia que tienen las reuniones físicas con los clientes para concretar operaciones o porque, en los eventos internos, se fortalece sobre manera el team building y la fidelidad de los empleados. En el otro extremo, se sitúan los que afirman que el teletrabajo y el crecimiento fuera de toda previsión de las reuniones virtuales en streaming han demostrado el gasto excesivo, la ineficiencia y la baja productividad que tenían muchos de los viajes de empresa en el pasado.

Entre los partidarios de la primera opción, un informe de McKinsey asegura que los profesionales se benefician de llevar a cabo viajes de empresa en dos hitos fundamentales. En primer lugar, porque les facilita la labor de engagement con clientes, proveedores y otros colegas de la industria. Además, porque les permite complementar la actividad laboral con el denominado bleisure, es decir, con llevar a cabo actividades de ocio en los lugares que visitan, lo que favorece su relajación y la bajada en los niveles de estrés. La suma de estos dos factores, concreta el estudio, sirve para que estos empleados aumenten su nivel de eficiencia.

Los que forman parte del segundo grupo no quiere decir, en absoluto, que hayan decidido renunciar a los viajes de empresa, pero sí que desean limitarlos a acciones en las que resulte realmente indispensable llevarlos a cabo. De hecho, son mayoritariamente partidarios de un modelo híbrido, que consiste en volver a promover, dentro de unos límites, los viajes de empresa, pero otorgando mayor flexibilidad a las agendas de los profesionales. Y parece que esta es la tendencia que, por el momento, está posicionándose mejor en la nueva normalidad.

Según Bloomberg, 4 de cada 5 empresas en todo el mundo han tomado la decisión de limitar sus viajes corporativos, reduciendo el presupuesto para ellos un 20% con respecto a los niveles previos a la pandemia. El motivo principal es que los directivos y accionistas han constatado que muchas de las actividades se pueden gestionar a través de la utilización de soluciones digitales, ahorrando tiempo, dinero, trámites administrativos y aumentando la productividad.

Sin salir de la oficina o, incluso, de casa, cada vez un número mayor de pymes están utilizando este tipo de apps (agrupadas muchas de ellas en plataformas SaaS, Software as a Service) para mejorar su competitividad con respecto a otras empresas de mayor envergadura. El desarrollo de la omnicanalidad les permite ya hoy que, desde un dispositivo habilitado y en cualquier momento y lugar, un profesional disponga de una solución digital con la que satisfacer cualquier necesidad, por ejemplo, durante la reunión con un cliente.

Compártelo:

Publicidad

Twitter

cesce_es

Contenido más visitado

Más populares

10 consejos para vender tu nuevo producto o servicio

58449 Accesos

Los seis elementos clave para elaborar un buen presupuesto

50790 Accesos

Conoce los 15 países más endeudados del mundo

43726 Accesos

Breve historia de la inteligencia artificial: el camino hacia la empresa

38637 Accesos

Qué es y para qué sirve el modelo Canvas

15859 Accesos

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que Cesce me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que Cesce va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, Cesce tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de Cesce.