17 nov 2021

Planes de empleo, una forma de fidelizar el talento en una pyme

A pesar de la incertidumbre económica, una pyme puede plantearse poner en marcha un plan de empleo para fidelizar a sus trabajadores y ofrecerles la posibilidad de generar un mayor ahorro en el largo plazo, pensando en su futura jubilación.

Una de las claves para que una pyme afiance su crecimiento y consolide los objetivos que se ha marcado en su plan estratégico es a través de la fidelización de su capital humano. Sin embargo, en una coyuntura incierta, marcada por una recuperación económica frágil y por las dudas que todavía existen en relación a la evolución de la crisis sanitaria por coronavirus, parece complicado para una pyme poder construir planes de carrera a largo plazo para sus empleados.

En este contexto, las empresas afrontan dos alternativas en relación a los recursos humanos, tan ambiciosas como arriesgadas: no hacer nada y exponerse a que algún competidor capte talento de la organización, o implementar mejoras remunerativas al equipo, condicionando la gestión de una tesorería que, seguramente, ya se ha visto mermada a lo largo de los últimos meses dentro de la inestable coyuntura global.

Sin embargo, los dirigentes de una pyme deben tener claro que un trabajador que no se siente motivado no suele implicarse lo suficiente al no asimilar en plenitud los valores de la entidad. A medio plazo, lo más probable es que busque nuevas oportunidades profesionales fuera de ella o que esté abierto a recibir ofertas para marcharse. Si se trata de un empleado con talento o de un puesto clave, el perjuicio que puede causar a la organización es posible que llegue a ser muy relevante.

Pero es probable que, en estos momentos, una empresa no pueda implementar grandes mejoras para fidelizar a su capital humano ya que las cuentas no les salen y el coste en las finanzas podría ser difícilmente asumible. ¿Qué alternativa le queda entonces?

Apostar por el futuro complementando su jubilación

Existen tres pilares principales en el sistema de pensiones en España. El primero es la Seguridad Social, que se financia gracias a los ingresos de los trabajadores, y que permite, por ejemplo, financiar las pensiones de las personas ya jubiladas o que sufren de alguna contingencia grave, como una invalidez. Otro pilar, que ha tenido una gran aceptación en los últimos años, tiene que ver con los productos individuales de ahorro y de inversión que sirven para complementar la jubilación. El rey indiscutible por volumen de activos gestionados son los planes de pensiones, que, en la actualidad, permiten desgravarse hasta 2.000 euros por año de aportaciones en la declaración de la Renta, aunque es probable que esta cantidad baje hasta los 1.500 euros en 2022.

El último pilar, que ha contado con poco desarrollo en España hasta la fecha, es el de la previsión social empresarial, que tiene el objetivo de que empresa y trabajador generen un capital que complemente a la futura pensión pública de este último a través de las sucesivas contribuciones que hacen ambos a lo largo del tiempo. Para hacerse una idea de la diferencia de aceptación que tienen hoy los planes de empleo frente a los planes de pensiones individuales baste decir que, en los primeros, hay alrededor de 2 millones de suscriptores en el país, mientras que en los segundos la cifra ronda los 8 millones.

Cómo funciona un plan de empleo

El Gobierno está decidido a potenciar los planes de empleo. Con independencia del tamaño de una empresa, su funcionamiento siempre es el mismo: la entidad pone en marcha un contrato de seguro al que se puede sumar voluntariamente toda la plantilla (siempre que un profesional cuente con, al menos, dos años de antigüedad dentro de la organización), si bien las aportaciones varían según las categorías profesionales. En la actualidad, la desgravación fiscal de estos productos es de 10.000 euros anuales, sumando tanto las aportaciones que realice la empresa como las de carácter voluntario que lleve a cabo el trabajador.

Para el profesional, participar en un plan de empleo tiene algunas consideraciones a destacar, como, por ejemplo, que cualquier aportación que haga la empresa pasa a formar parte de sus derechos individuales (y es irrevocable), que estas aportaciones por parte de la entidad pueden variar y que los derechos consolidados solo se hacen efectivos ante contingencias muy determinadas, como la jubilación, el fallecimiento o una incapacidad laboral.

Beneficios para el empleado de adherirse a un plan de empleo

  • Siente el respaldo de la empresa, dado que le ofrece un plan para disfrutar de beneficios económicos a futuro, cuando se jubile, en una época en la que probablemente necesitará una mayor tranquilidad.
  • Le permite poder generar una mayor rentabilidad por sus ahorros en el largo plazo.
  • Logra beneficios fiscales de hasta 10.000 euros anuales en la declaración de la Renta (siempre que el 80% de la aportación al plan, hasta 8.000 euros, corresponda al empresario).
Compártelo:

Publicidad

Twitter

cesce_es

Contenido más visitado

Más populares

10 consejos para vender tu nuevo producto o servicio

59758 Accesos

Los seis elementos clave para elaborar un buen presupuesto

51905 Accesos

Conoce los 15 países más endeudados del mundo

44548 Accesos

Breve historia de la inteligencia artificial: el camino hacia la empresa

39390 Accesos

Qué es y para qué sirve el modelo Canvas

16077 Accesos

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que Cesce me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que Cesce va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, Cesce tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de Cesce.