24 ago 2021

Del ecommerce al quick commerce

El auge del sector del reparto de comida a domicilio es solo un ejemplo que anticipa que en un futuro cercano la inmediatez en la llamada última milla será la clave diferencial en el ámbito del comercio electrónico.

El interés del Gobierno por regular la actividad que realizan los repartidores de comida a domicilio, a través de la ley rider, es un fiel reflejo de la importancia que ha adquirido este colectivo en poco más de año y medio. Antes de la pandemia, ya existían los riders y el sector del food delivery. También eran una realidad empresas como Glovo, Deliveroo o Uber Eats. Pero ha sido con la irrupción del Covid cuando esta actividad económica ha experimentado un mayor crecimiento. Tanto es así que el delivery ha sido la clave para que las personas pudieran recibir la comida en sus domicilios durante los confinamiento. Y también ha sido la única vía de negocio que muchos hosteleros han tenido durante los peores meses de la epidemia del coronavirus.

En concreto, la actividad del sector de la plataformas de reparto de comida a domicilio se multiplicó por tres durante el primer estado de alarma, sacando del anonimato a unos profesionales, los riders, que hasta ese momento eran unos, casi, completos desconocidos. Es cierto que la actividad del food delivery ha caído en 2021. Pero también es verdad que el descenso ha sido mínimo ante el hecho de que buena parte de la hostelería que recurrió a estas empresas para sobrevivir siguen manteniendo el servicio de reparto de comida a domicilio. Por si fuera poco, grandes cadenas de restauración de comida rápida, como por ejemplo Burger King, han firmado acuerdos con plataformas de delivery, lo que incrementa exponencialmente las expectativas de negocio del sector.

Ahora bien, la gran pregunta es si esta tendencia alcista se mantendrá en un mundo post-Covid. Todo indica que así será. El confinamiento ha posibilitado que muchas personas encontraran en el food delivery una opción cómoda para recibir la comida, por lo que todo apunta a que esas mismas personas seguirán confiando en este canal de cara al futuro.

Pero cuidado, este auge no se limita solo al reparto de comida a domicilio. Muy al contrario, es todo el sector del comercio electrónico el que ha experimentado un importante salto a raíz del Covid. Ha sido este auge sostenido lo que está transformando un aspecto crucial del ecommerce: la última milla. Bajo esta definición está el área más delicada de las compras por internet, ya que concentra la gestión de la última fase del reparto, aquella que va desde el centro logístico o la tienda hasta el domicilio de los clientes.

En el sector siempre se ha dicho que la última milla era el gran reto de la industria del comercio electrónico al ser el momento en el que se encarecen los costes de envío. Además su importancia es cada vez mayor dentro de la cadena de valor al ser el momento en el que se puede imprimir mayor rapidez a las entregas, que es justo lo que el cliente actual está demandando.

El ámbito del food delivery es un perfecto ejemplo de la exigencia de inmediatez que busca ahora el consumidor. Pero esta tendencia afecta a ámbitos que van más allá de la comida a domicilio. Así lo indica que empresas como Amazon, El Corte Inglés, o Dia permitan elegir la franja de entrega de sus productos y la recepción de los mismos en periodos inferiores a 2 horas.

Este renovado interés por la inmediatez es lo que está haciendo que surja un nuevo concepto de ecommerce que recibe el nombre de quick commerce. Como se puede deducir, se trata de ser el más rápido a la hora de entregar el producto en los domicilios. Pero qué supone el quick commerce en las empresas. Pues simple y llanamente que será imposible que un comercio pueda sobrevivir si no sitúa la última milla en el centro de sus decisiones estratégicas. Lo mismo ocurre con los nuevas empresas relacionadas con el sector del retail en general. Todas aquellas que no diseñen una buena estrategia respecto al reparto a los hogares lo tendrán imposible para competir con los gigantes (los Amazon, Aliexpress y compañía) y también con las plataformas de delivery, como Glovo o Deliveroo.

Otra cuestión que surge de cara a los próximos años se centra en si bastará la rapidez de reparto que se ha logrado en la actualidad (2 horas) para satisfacer las exigencias de los compradores en un futuro no muy lejano. La respuesta que ofrecen los más recientes estudios sobre esta materia es que no será suficiente. De hecho, en estos momentos ya existen supermercados en EEUU que anuncian entregas a domicilio en solo 10 minutos, al tiempo que nacen startups cuya actividad está centrada en exclusiva a la llamada última milla y que no tienen problemas en superar rondas de financiación.

Y es que los inversores empiezan a ser conscientes de que el futuro pasa por la inmediatez. Conviene que los negocios también se suban al carro de la rapidez que trae el quick commerce, primero porque será necesario para sobrevivir. Aunque lo más importante es que inaugura otra vía de negocio que puede ser más importante aún para cualquier compañía al llegar en un momento de recuperación económica global.

Ahora bien, esta carrera por la rapidez no debe llevar a los negocios a caer en la tentación de olvidarse de ofrecer una experiencia de compra satisfactoria en todos los aspectos, especialmente en lo que respecta a la calidad, que seguirá siendo fundamental en el futuro del comercio. Y es que como dice el refrán: no por mucho madrugar....

Compártelo:

Publicidad

Twitter

cesce_es

Contenido más visitado

Más populares

10 consejos para vender tu nuevo producto o servicio

39882 Accesos

Los seis elementos clave para elaborar un buen presupuesto

33054 Accesos

Conoce los 15 países más endeudados del mundo

30641 Accesos

Breve historia de la inteligencia artificial: el camino hacia la empresa

26819 Accesos

Qué es y para qué sirve el modelo Canvas

12752 Accesos

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.