29 ene 2024

¿Necesitas para tu negocio un asesor legal? Estas son algunas claves para encontrar al profesional adecuado

Cumplir con la Administración, evitar conflictos judiciales o aprovecharse legítimamente de un cambio normativo son algunas de las ventajas que ofrece para una empresa contar con un asesor legal, una figura que habitualmente pasa desapercibida para muchos emprendedores pero que termina por erigirse en alguien fundamental.

Carlos Sánchez - Colaborador de Asesores de Pymes externo a Cesce

 

Muy pocos emprendedores comienzan su proyecto de negocio contando con un asesor legal, habida cuenta de que con frecuencia sus recursos son muy limitados y necesitan destinar todos sus esfuerzos a sacar adelante la empresa, por ejemplo, aumentando la base de clientes, incrementando las ventas o cerrando acuerdos con proveedores o con distribuidores comerciales. Sin embargo, un profesional de estas características es fundamental en cualquier organización y ofrece un importante abanico de potenciales beneficios, como la posibilidad de lograr un significativo ahorro a la hora de evitar posibles sanciones administrativas o contribuyendo de manera decisiva a la reputación y a la imagen de la compañía.

Qué buscar en un asesor legal

Constituir una sociedad es probablemente el paso más sencillo de todos los que hay que dar a la hora de gestionar un negocio. De hecho, existe un importante acervo normativo a diferentes niveles (municipal, regional, nacional, y europeo) que hay que tener presente y, sobre todo, cumplir si no nos queremos arriesgarnos a sufrir sanciones administrativas y económicas, por no hablar del daño reputacional que puede ocasionar.

Contar con un asesor legal profesional contribuye de manera decisiva a evitar llevarse sorpresas desagradables desde el punto de vista administrativo, liberando tiempo y responsabilidades para que los emprendedores puedan concentrarse en la gestión eficiente de su negocio. Aunque muchos puedan ver a esta figura como un coste económico adicional, lo cierto es que a largo plazo el ahorro es sustancial ya que, además del recurso de tiempo que significa para el empresario, también hay que tener presente la capacidad de reducir el impacto económico que tendría la llegada de las sanciones citadas.

Sin embargo, para cualquiera no lego en la materia, escoger a un asesor fiscal no es tarea fácil, ya que su cometido más relevante es el de generar tranquilidad y confianza al emprendedor en tanto en cuanto hará que esté cubierto ante determinadas incidencias jurídicas, laborales o mercantiles que pudieran producirse en el futuro. Además, es clave que tanto asesor como empresario hablen el mismo idioma y logren entender cada uno las necesidades y el trabajo del otro, con objeto de que la relación fluya y sirva para un beneficio real operativo de la compañía.

Por ello, es fundamental en todo buen asesor legal tenga la visión y la capacidad de poder anticiparse ante posibles problemas que puedan afectar más tarde o más temprano a la organización, como una demanda de un cliente o de un proveedor, los requisitos que habrá que tener cubiertos si se quiere entrar en un nuevo mercado o qué posibles conflictos laborales pueden darse con el capital humano.

En esta línea, una buena idea puede ser la de asociarse con un asesor legal que sea multidisciplinar y que, por ejemplo, no esté solo especializado en el ámbito jurídico, sino que tenga conocimientos propios o a través de conocidos suyos en materias como la fiscalidad o sobre la situación real del mercado en el que opera la empresa.

Aunque parezca muy ambicioso encontrar un profesional de estas características, dedicando el suficiente tiempo, cualquier emprendedor podrá dar con la persona adecuada y, si lo hace, es probable que contribuya de modo decisivo a que el negocio avance positivamente en el futuro.

Principales tipos de asesoramiento

Quizá cuando pensamos en asesoramiento profesional la mayoría se centra en el campo jurídico, es decir, en conocer qué normas pueden afectar al desempeño de la empresa para cumplirlas de cara a no cometer ninguna ilegalidad. Sin embargo, el asesoramiento va más allá y puede cubrir otras disciplinas también muy relevantes para la organización, como son los casos de:

  • Fiscalidad, clave para saber cuándo hay que presentar las declaraciones tributarias obligatorias y cómo poder sacarle el máximo partido a desgravaciones u optar a potenciales ayudas y subvenciones si se cumplen los requisitos previstos.
  • Laboral, para poder ofrecer a los empleados contratos que no perjudiquen el día de mañana ni sus intereses ni los de la propia empresa, así como para llegar a concretar planes de carreras o diseñar planes de retribución flexible que sirvan para que la organización pueda captar talento de fuera que estimule el desarrollo del negocio.
  • Patentes y marcas, lo que significa que los bienes y servicios que comercialice la empresa no puedan recibir ninguna demanda legal de terceros, o de cara a evitar ningún conflicto que afecte a la imagen de la compañía con proveedores o con clientes que sientan que no han disfrutado de la experiencia de compra adecuada.
Compártelo:

Publicidad

Twitter

cesce_es

Contenido más visitado

Más populares

15 consejos y ejemplos para vender tu nuevo producto o servicio

63624 Accesos

Los seis elementos clave para elaborar un buen presupuesto

55444 Accesos

Conoce los países más endeudados del mundo

47912 Accesos

Breve historia de la inteligencia artificial: el camino hacia la empresa

41766 Accesos

Qué es y para qué sirve el modelo Canvas

16745 Accesos

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes
Escríbenos en X @cesce_es
Servicio de consulta en X

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Cesce tratará tus datos con la finalidad de remitirte información comercial, por cualquier medio, incluido el electrónico. Puedes ejercer tus derechos en materia de protección de datos (acceso, rectificación o supresión, entre otros) tal y como se indica en la Política de Privacidad de Cesce, la cual puedes consultar para obtener información adicional sobre el tratamiento de tus datos.