16 may 2024

Qué es el Capex y para qué sirve en una empresa

El Capex es un indicador clave para una empresa y sirve para evaluar el punto del ciclo económico en el que se encuentra. Su evaluación permite identificar posibles deficiencias contables que deben corregirse y favorece la toma de decisiones que pueden servir de catalizador para el crecimiento futuro de la entidad. La figura de un CFO o de un controller financiero es fundamental para asegurar un nivel óptimo de Capex.

Carlos Sánchez - Colaborador de Asesores de Pymes externo a Cesce

 

La liquidez es uno de los elementos financieros clave para conocer la salud económica de una empresa, pero existen otros que también hay que cuidar, ya que muy probablemente marcarán el devenir contable de la entidad en los próximos años. Entre ellos, se encuentra el capital expenditure, más conocido como Capex, que tiene que ver con la inversión que se lleva a cabo sobre un activo fijo, como pueden ser bienes o derechos, y que se mantiene durante, al menos, un año.

Existen dos principales clases de Capex:

  • Capex de mantenimiento. Tiene como objetivo mantener la capacidad productiva del negocio, como la renovación de la maquinaria o los vehículos. Se encuentra vinculado principalmente a las amortizaciones.
  • Capex de expansión. Está enfocado en incrementar la capacidad de producción e incluye las inversiones en activos fijos nuevos que promuevan el crecimiento empresarial, como la apertura de un nuevo local o de una planta de producción.

Cuidar el Capex es una garantía en relación a la viabilidad económica de un negocio, por lo que es crucial que el responsable financiero lo mida regularmente y pueda implementar con agilidad cualquier medida que resulte necesaria para lograr que se mantenga en un nivel adecuado.

Cómo calcular el Capex

Es frecuente que los gestores de una pyme no dediquen más tiempo del esencial a evaluar y corregir, en su caso, la contabilidad de la empresa. De hecho, es habitual que se concentren en incrementar las ventas y los clientes, lo que es fundamental, pero en ocasiones una mayor actividad no siempre es un indicador positivo sobre la salud financiera de la compañía.

Tanto es así que, con cierta asiduidad, una mala situación del capital financiero puede acarrear serios problemas en el caso de que no se ataje con cierta urgencia. Por el contrario, contar con los recursos y los activos económicos precisos suele ser una garantía para afianzar el crecimiento a medio y a largo plazo de la entidad.

En cualquier caso, entre las principales ventajas del Capex cabe destacar:

  • Sirve para analizar de qué manera la adquisición de activos fijos que ayudarán a crecer el estado financiero de tu empresa.
  • Genera rentabilidad a largo plazo.
  • Aumenta el flujo de caja de los activos fijos.

Para calcular el Capex en una empresa, hay que utilizar fórmula:

Capex = Inmovilizado Material Neto (año t) – Inmovilizado Material Neto (año t-1) + Amortizaciones (año t).

Importancia del Capex en una pyme

En cualquier empresa, el Capex sirve para identificar el ciclo de vida en el que se encuentra el negocio.

Habitualmente, en los momentos iniciales de vida de una compañía, el Capex suele ser elevado, dado que se lleva a cabo una gran inversión en bienes de equipo para garantizar el funcionamiento de la firma. A medida que la empresa se va estabilizando y creciendo, el valor del Capex tiende a superar las depreciaciones de los activos fijos. Si esto no sucede, lo más probable es que la empresa no marche bien porque, por algún motivo que hay que evaluar y diagnosticar, ya que se está produciendo una descapitalización.

Desde una óptica financiera, contar con un buen Capex implica que existe una adecuada rentabilidad empresarial, algo clave atraer a inversores y lograr, de este modo, que entre nueva financiación dentro de la compañía. Sin embargo, un valor del Capex excesivamente alto también puede ser un indicativo de que la compañía necesita destinar grandes cantidades de capital para mantener sus operaciones o que sus inversiones no han sido inteligentes. Ambos hechos probablemente desincentivarán la llegada de inversores.

De todos modos, el Capex solo ofrece información parcial sobre la realidad financiera de la organización. De hecho, a lo largo de la vida de cualquier negocio, es frecuente que existan épocas de capitalización y descapitalización eventuales, algo que puede no tener en cuenta el Capex. Por ello, siempre es recomendable utilizar el valor del Capex junto con otros indicadores financieros, como pueden ser el ebitda, el beneficio contable o el nivel de ventas de la entidad.     

Compártelo:

Publicidad

Twitter

cesce_es

Contenido más visitado

Más populares

15 consejos y ejemplos para vender tu nuevo producto o servicio

63599 Accesos

Los seis elementos clave para elaborar un buen presupuesto

55410 Accesos

Conoce los países más endeudados del mundo

47885 Accesos

Breve historia de la inteligencia artificial: el camino hacia la empresa

41736 Accesos

Qué es y para qué sirve el modelo Canvas

16739 Accesos

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes
Escríbenos en X @cesce_es
Servicio de consulta en X

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Cesce tratará tus datos con la finalidad de remitirte información comercial, por cualquier medio, incluido el electrónico. Puedes ejercer tus derechos en materia de protección de datos (acceso, rectificación o supresión, entre otros) tal y como se indica en la Política de Privacidad de Cesce, la cual puedes consultar para obtener información adicional sobre el tratamiento de tus datos.