14 abr 2021

Oportunidades de negocio en la Silver Economy

Con una sociedad cada vez más envejecida que concentra un mayor peso del poder adquisitivo, sobre todo, en las economías desarrolladas, muchas industrias tienen tras de sí el reto de personalizar sus productos para los segmentos de población más senior, cuyos criterios de compra no se ven tan influenciados por el precio como por la calidad del servicio y por el valor añadido que les aporta.

Una de las consecuencias de la reciente crisis sanitaria, que ha derivado en una recesión económica global, ha sido la aceleración de ciertas tendencias, muchas de ellas, basadas en la digitalización, que han ganado un peso significativo entre las preferencias de los consumidores, espoleadas por las medidas de confinamiento y las restricciones a la actividad de numerosas industrias, en un intento por controlar la extensión en el número de contagios por coronavirus. Estos líderes de la economía del mañana son ya una realidad evidente en muchos segmentos, mientras que en otros, el auge de las nuevas tecnologías está contribuyendo a acelerar su desarrollo.

Entre estas megatendencias que ya están transformando a la sociedad en su conjunto para modificar muchos de los conceptos de la economía actual, bajo un prisma de disrupción, está la de todo aquello que tiene que ver con los servicios para las personas jubiladas, desde ámbitos como el sanitario o el nutricional, hasta otros relacionados con el ocio, la restauración o el turismo. Todo ello se engloba dentro de lo que se conoce como Silver Economy, que supone, para muchas industrias, una tendencia imparable bajo la promesa de una potencial vía de negocio muy relevante de cara al futuro.

Una tendencia imparable

Por citar un par de ejemplos que justifiquen este axioma, baste recordar que, de acuerdo a Naciones Unidas, ya hay en el planeta más personas vivas mayores de 65 años que menores de 5 años, mientras que, en economías desarrolladas como la española, a lo largo de la presente década, cuando comience a jubilarse la generación del baby boom (aquellos nacidos en la década de los sesenta del siglo pasado, el momento de máxima explosión demográfica desde que se realizan mediciones), la pirámide demográfica se habrá prácticamente invertido con respecto a cómo era hace apenas treinta años.

Y es que la mejora general en las condiciones higiénicas y sanitarias, junto a una preocupación global por la nutrición, el deporte o la salud, han contribuido en el último medio siglo a que se dispare la esperanza de vida. Una muy buena noticia para la humanidad pero que, desde el punto de vista económico, supone un serio peligro, ya que está cada vez más en entredicho la sostenibilidad de los Estados del Bienestar, debido a que hay más personas cobrando una pensión pública y, encima, gracias a sus altos niveles de cotización durante sus etapas laborales, con una remuneración más elevada (además, muchos de ellos, complementan con lo que han generado con otros productos de ahorro, como planes de pensiones o planes de previsión asegurados).

Sectores económicos en desarrollo

Desde la óptica privada, el crecimiento de este grupo demográfico con un relevante poder adquisitivo está abriendo importantes oportunidades de negocio para muchas compañías. En el campo de la salud, estas personas, por lógica, acuden más al médico, pero no solo para tratarse alguna patología que ya tienen, sino, también, para llevar a cabo revisiones periódicas, para realizar intervenciones quirúrgicas menores y, cada vez más, por cuestiones de estética, incluyendo en este campo todo lo que tiene que ver con el ámbito nutricional además de con el aspecto físico, por supuesto.

En paralelo a todo ello, las nuevas tecnologías están propiciando un cuidado mayor para ellos en todo lo que tiene que ver con el deporte y la salud, desde apps para medir cuantas calorías queman mientras caminan hasta servicios digitales para organizar rutas por el campo u organizarles competiciones de pádel o de golf. Y, todo ello, mientras se está trabajando en innovar en dispositivos médicos del campo de la salud como en prótesis digitales, en audífonos conectados a la Nube o en marcapasos inteligentes para permitirles llevar a cabo una vida mejor. Como complemento a todas estas industrias, también se encuentra en franco crecimiento todo lo que tiene que ver con medicina preventiva para la Tercera Edad, con empresas que están ofreciendo a este colectivo actividades y recomendaciones para vivir más años y en condiciones óptimas de salud.

Centrándose en el ocio, la Silver Economy está propiciando el desarrollo de servicios de personalización en industrias como la turística o la de la restauración, pensados específicamente para los más mayores. Por ejemplo, los hoteles cuentan ya con áreas de relajación y de cuidado corporal para jubilados, mientras que muchos restaurantes ofrecen sesiones y eventos a puerta cerrada para ellos, con chefs de renombre. Otros segmentos, como el del deporte o el del entretenimiento digital también están invirtiendo en personalizar ofertas para ellos.

En definitiva, se trata de una oportunidad de negocio que se ha abierto para muchas industrias en la que la creatividad y la personalización juegan un papel fundamental, y en donde las perspectivas de crecimiento para los próximos años son muy favorables. Aunque, eso sí, siempre que se logre captar el interés de estos consumidores seniors y se les sepa ofrecer el valor añadido que buscan en un mercado que, cada vez más, pone el foco en ellos como target comercial.

Compártelo:

Publicidad

Twitter

cesce_es

Contenido más visitado

Más populares

15 consejos y ejemplos para vender tu nuevo producto o servicio

63622 Accesos

Los seis elementos clave para elaborar un buen presupuesto

55443 Accesos

Conoce los países más endeudados del mundo

47913 Accesos

Breve historia de la inteligencia artificial: el camino hacia la empresa

41766 Accesos

Qué es y para qué sirve el modelo Canvas

16745 Accesos

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes
Escríbenos en X @cesce_es
Servicio de consulta en X

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Cesce tratará tus datos con la finalidad de remitirte información comercial, por cualquier medio, incluido el electrónico. Puedes ejercer tus derechos en materia de protección de datos (acceso, rectificación o supresión, entre otros) tal y como se indica en la Política de Privacidad de Cesce, la cual puedes consultar para obtener información adicional sobre el tratamiento de tus datos.