20 jul 2022

La tormenta perfecta a la que se enfrenta la empresa europea

Los negocios deben tratar de crecer en un contexto de precios disparados, problemas en las cadenas de suministros y encarecimiento de la financiación que dificultan la capacidad de inversión y la productividad de la compañía. ¿Cómo sobrevivir a todo ello?

La verdad es que la acumulación de malas noticias desde el punto de visto económico crece día a día en Europa. De hecho, parece complicado que las cosas puedan ir aún peor de lo que van. Pero la única realidad es todo siempre es susceptible de empeorar. Es imposible descartar por ello más sorpresas negativas para el mundo empresarial.

Esto coloca a los negocios en una situación de verdadera tormenta perfecta que ha sido generada por la pandemia del Covid y la guerra en Ucrania. Ambos factores han provocado que los precios se hayan disparado, especialmente en el caso de los costes energéticos y de carburantes, que las materias primas sigan incrementando su precio, que las cadenas de suministro globales aún sufran el alza de la demanda post-Covid, etc. Por si fuera poco, todo este cúmulo de circunstancias está ralentizado la recuperación económica en Europa, lo que también afecta a la evolución de la actividad empresarial. Y, por último, Europa ha entrado en una nueva época tras diez años de política monetaria ultraexpansiva con la primera subida de tipos, de muchas que están por llegar si es que se quiere embridar el IPC, que encarecerá la financiación que las empresas tanto necesitan para acometer inversiones de crecimiento.

¿Cómo pueden las sociedades hacer frente a esta ingente cantidad de desafíos?

Modelo del siglo XXI
La sociedad exige buen gobierno a las empresas. Y los mercados castigan a los que incumplen esos códigos de buen Gobierno. Eso quiere decir que los modelos empresariales caducos, más propios del siglo XIX, no tiene cabida en la sociedad actual. Ahora los clientes, accionistas e inversores sitúan los objetivos ESG (sociales, sostenibles y de buen gobierno) al menos a un nivel cercano al de la propia gestión del negocio.

Internacionalización
El crecimiento es el primer mandamiento de cualquier empresa. Pero dicha regla está en duda ante un consumidor que, debido a la inflación, tiene cada vez menor poder adquisitivo. Es decir, que los clientes cada vez gastarán menos. De ahí que la única solución para hacer frente a ello sea incrementar la base de usuarios, algo que solo se puede conseguir con la expansión geográfica. El problema es que para salir del país hace falta capital y los préstamos se irán encareciendo en los próximos meses por la subida de tipos.

Resolver esta ecuación no es fácil. No obstante, y aunque sea más costoso, la empresa está abocada a tener que pagar más por los préstamos que necesita para seguir creciendo. De ahí que solo una mejor gestión que reduzca costes en otras partidas de la compañía pueden compensarlo.

Y es que el empresario debe tener claro que, además de la guerra, los más de 10 años de dinero gratis en la eurozona han sido una de las causas de los incrementos récord del IPC que se están viviendo. Esta situación de laxitud monetaria tenía que acabar en algún momento. Era inevitable. Y dicho momento ha llegado. Por ello, ahora se entra en una etapa en la que el dinero será más caro durante muchos años. No solo para las empresas. También los países lo tendrán más difícil para colocar la enorme montaña de deuda pública que acumulan. ¿Qué harán los Gobiernos de los territorios europeos ante esta situación? No hace falta ser un genio para considerar que se avecinan años de nuevas subidas de impuestos, que también afectarán a las empresas.

Esto pone aún más obstáculos en el día a día de las compañías. Por ello, la urgencia de aumentar la eficiencia y la productividad a través de una mejora en todas las ramas de la gestión de la compañía.

Un mejor empleo
Puede parecer totalmente contradictorio que una mejora en la calidad del empleo que una empresa genera pueda ser una solución en un contexto en el que el encarecimiento de los procesos es el gran problema. Pero es que los negocios han de tener en consideración que el talento es la mejor manera de diferenciarse y destacar frente al resto de rivales. Por ello, la capacidad para atraer a los profesionales mejor cualificados es también primordial para hacer frente a la tormenta perfecta actual.

Un panorama en el que hay importantes desafíos empresariales, como inversiones, transformación digital y energética, alzas salariales, financiación, productividad, que deben superarse a pesar del entorno tremendamente hostil que existe para la mera realización de la actividad empresarial, debido también al encarecimiento del dinero y a las necesidades de los países de elevar la recaudación para lograr su propia sostenibilidad.

Compártelo:

Publicidad

Twitter

cesce_es

Contenido más visitado

Más populares

10 consejos para vender tu nuevo producto o servicio

62899 Accesos

Los seis elementos clave para elaborar un buen presupuesto

54650 Accesos

Conoce los 15 países más endeudados del mundo

47338 Accesos

Breve historia de la inteligencia artificial: el camino hacia la empresa

41305 Accesos

Qué es y para qué sirve el modelo Canvas

16584 Accesos

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Cesce tratará tus datos con la finalidad de remitirte información comercial, por cualquier medio, incluido el electrónico. Puedes ejercer tus derechos en materia de protección de datos (acceso, rectificación o supresión, entre otros) tal y como se indica en la Política de Privacidad de Cesce, la cual puedes consultar para obtener información adicional sobre el tratamiento de tus datos.