08 feb 2024

Control de la deuda y gestión profesionalizada, estrategias ganadoras también para las pymes

El caso de Grifols ha demostrado la importancia que para los mercados tienen los criterios ESG y gozar de una sólida posición financiera. Pero estos aspectos también son fundamentales para que las pymes atraigan inversores y conquisten al consumidor.

Alex Ordóñez - Colaborador de Asesores de Pymes externo a Cesce

 

Grifols fue la triste protagonista de la bolsa española durante el arranque del año. No en vano, la farmacéutica catalana sufrió el mayor desplome de cotización del Ibex en enero, con una caída inicial de más del 30% de valoración de la que poco a poco se va recuperando. La razón de ello estuvo en un demoledor informe de Gotham City, en el que aseguraba que la deuda de la compañía era mayor a la declarada y ponía en duda las participaciones cruzadas que había entre la propia firma y la sociedad Stranton, que es propiedad de la familia Grifols.

No es la primera vez que Gotham ataca a una compañía española. De hecho, aún se recuerda el episodio de Gowex, donde esta firma destapó un presunto fraude contable de esta compañía, que la llevó a su desaparición. Hasta el punto de que su presidente, Jenaro García, aún está a espera de juicio por todo aquello.

Gothan es un fondo bajista, es decir, que gana cuanto más valor pierdan los títulos que ha comprado. Por tanto, es evidente que el objetivo de sus análisis es tumbar empresas en bolsa para incrementar sus ganancias. Pero eso no quiere decir que sus informes demoledores se deban tomar a la ligera, ya que suelen hacer hincapié en las variables más débiles de una compañía. En el caso de Grifols, que es una multinacional líder mundial en el desarrollo de medicamentos derivados del plasma y soluciones de diagnóstico transfuncional, dichas debilidades están en su elevada deuda y en el Gobierno corporativo.

De hecho, la farmacéutica ha reaccionado con presteza tras el ataque de Gotham anunciando cambios de calado en su estructura, con la separación de la familia de la gestión de la empresa. Esto ha provocado la salida de los dos miembros de los Grifols que aún tenían cargos ejecutivos en la empresa. Por otro lado, la firma asegura en sus planes estratégicos y en sus presentaciones a los analistas que el foco está en la reducción del pasivo.

Es decir, Grifols está tratando de mejorar en el ámbito de la deuda y en el del Gobierno Corporativo que, por otro lado, son aspectos que los inversores (más allá de Gotham) valoran cada vez más. Ello es debido a que los fondos de inversión tienen cada vez más en consideración a la hora de elegir sus apuestas a empresas que sigan los criterios ESG, Environmental (medio ambiente), Social (sociedad) y Governance (gobierno corporativo). Además, el alza de tipos de interés que ha tenido un lógico impacto en la financiación de las empresas, al encarecer los costes de las emisiones, también lleva a los inversores a fijar sus ojos en compañías que presenten sólidas posiciones de caja y bajos niveles de endeudamiento.

Grifols, por tanto, no está solo reaccionando con acierto ante el ataque de Gotham, también se está fortaleciendo en aspectos que son muy sensibles para los mercados en la actualidad y en el futuro. Pero dicha sensibilidad a los aspectos ESG o a la deuda no se limitan solo a los grandes fondos de inversiones o soberanos. De hecho, son principios que ahora comparten otro tipo de inversores más pequeños (como business angels, hedge founds, etc.), también las entidades financieras tradicionales y las propias empresas.

Esto quiere decir que los esfuerzos por contener la deuda y por contar con una gestión cada vez más profesionalizada no son solo obligatorios en el ámbito de las grandes cotizadas. También es muy aconsejable en el segmento de las pymes, ya que aumenta las opciones de atraer nuevos socios al capital y obtener esas inyecciones de dinero es fundamental para financiar el crecimiento futuro.

Pero más allá de lo que supone disponer de una tesorería saneada y una estrategia clara de gobierno corporativo para la financiación, la realidad es que las pymes tampoco pueden olvidarse de que los objetivos ESG no son solo vigilados por los inversores. Los propios consumidores también optan cada vez con más frecuencia a la hora de acometer sus compras por empresas que sean sostenibles y socialmente responsables, aunque ello implique pagar un precio algo mayor.

Queda así patente que del episodio protagonizado por Grifols se pueden extraer importantes lecciones que no solo atañen a las grandes corporaciones. Para las pymes también es muy positivo replicar a Grifols y enfocar sus estrategias en limitar el pasivo al tiempo que se aumenta el peso de la profesionalización en la gestión de la compañía.

Compártelo:

Publicidad

Twitter

cesce_es

Contenido más visitado

Más populares

15 consejos y ejemplos para vender tu nuevo producto o servicio

63482 Accesos

Los seis elementos clave para elaborar un buen presupuesto

55323 Accesos

Conoce los países más endeudados del mundo

47803 Accesos

Breve historia de la inteligencia artificial: el camino hacia la empresa

41678 Accesos

Qué es y para qué sirve el modelo Canvas

16733 Accesos

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes
Escríbenos en Twitter @cesce_es
Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Cesce tratará tus datos con la finalidad de remitirte información comercial, por cualquier medio, incluido el electrónico. Puedes ejercer tus derechos en materia de protección de datos (acceso, rectificación o supresión, entre otros) tal y como se indica en la Política de Privacidad de Cesce, la cual puedes consultar para obtener información adicional sobre el tratamiento de tus datos.