15 sep 2021

Plan de ahorro energético para empresas: beneficios más allá del precio

El ahorro de costes, la mejora del entorno de trabajo y de la imagen de marca son solo algunas de las ventajas que para las empresas presenta la implantación de algunas de las opciones que el mercado energético ofrece para ayudar a paliar el impacto del alza de la luz en las cuentas.

El incremento de la factura de la luz ha sido una constante durante todo el verano. De hecho, todo apunta a que seguirá hablando de tal alza durante bastantes meses. Al menos eso es lo que se atisba en el sector eléctrico y en el propio Ejecutivo, que está tomando medidas para paliar el aumento de los precios provocado por el encarecimiento de las emisiones de CO2 y de materias primas básicas para la generación, como el gas.  

El hecho de que el megavatio hora se pague en la actualidad a más de 150 euros ha provocado que muchos hogares cambien sus rutinas cotidianas para intentar consumir en las horas más baratas. Pero conviene no olvidar que los clientes particulares no son los únicos que están sufriendo este encarecimiento de la electricidad. Las empresas también lo padecen, máxime los pequeños negocios, en los que un incremento en la luz de la magnitud actual puede ser letal cuando aún muchos padecen los efectos de la crisis de la Covid.

Por dicho motivo, es aconsejable que las empresas exploren la posibilidad de adquirir un plan de ahorro de energía, un producto que ofrecen la mayoría de las comercializadoras de energía y que puede paliar en parte el alza de la luz.

Este tipo de planes ofrecen una serie de ventajas que vamos a detallar a continuación. Es obvio que pagar menos por la electricidad es el mayor beneficio. Pero los emprendedores no deben olvidar otros rendimientos más relacionados con la gestión empresarial y con la misma imagen que la sociedad tiene de la compañía.

Ahorro en la factura eléctrica

A la vista está que un plan de ahorro que no permite reducir la factura es cualquier cosa menos útil. Por ello, conviene analizar la amplia oferta de este tipo de servicios que el mercado liberalizado ofrece. Existen múltiples opciones, pero con ánimo de sintetizar se podrían reducir a planes que no requieren inversión y los que sí, aunque el capital invertido se recupera en el medio plazo.

Al primer grupo pertenecen todas aquellas opciones que se basan exclusivamente en la concienciación de la plantilla o el cambio en los hábitos de consumo de la propia empresa. Lejos de lo que se pueda pensar, este tipo de planes suelen aportar importantes ahorros sin necesidad de llevar a cabo desembolso alguno. Es obvio que los planes que sí requieren gasto para introducir medidas de ahorro, como temporizadores o sensores de presencia, otorgan mayores ganancias. No obstante, una simbiosis entre ambos modelos se antoja como la opción más prometedora.

Acorde con los objetivos de sostenibilidad
En el amplio abanico de opciones de ahorro energético que existen, los hay que aseguran un consumo energético 100 por cien renovables y los que presentan un mix en el que las fuentes de generación fósiles (gas principalmente) también aportan. Salta a la vista que el primer modelo se presenta más acorde al momento actual en el que el cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad, ODS, marcados por la ONU, es una prioridad para el mundo empresarial. Pero, además, el mero hecho de funcionar a base de energía limpia también supone una ventaja de cara a una sociedad cada vez más concienciada con temas medioambientales.

Finalmente, tampoco se puede olvidar que la energía es la principal causa de las emisiones que contribuyen a acelerar el cambio climático. Por tanto, apostar por una generación 100 por cien renovable implica sumar en la lucha contra el calentamiento global.

Un mejor entorno de trabajo
Un plan de ahorro que conlleve un uso eficiente de la energía requiere la utilización de mecanismos más modernos que mejoran el entorno laboral. Ejemplos en este sentido son bombillas de última generación, que consumen menos pero iluminan más, o la automatización de los medidores de temperatura, lo que irá en beneficio del confort de los empleados.

Todo ello genera un entorno mejor de trabajo, lo que también aportará su granito de arena en la motivación de la plantilla y en la retención de talento.

Importante mejora de la imagen de la empresa y en la RSC
Cualquier plan de ahorro de energía es una acción que está integrada en las políticas de Responsabilidad Social Corporativa de cualquier empresa, por lo que su implantación otorga una importante mejora en un aspecto que cada vez es más valorado dentro y fuera de la empresa. Y es que presumir de tener una huella de carbono neutra es un objetivo que las multinacionales se han impuesto a largo plazo y que, sin duda, supone una ventaja competitiva en el caso de los negocios más pequeños.

Como se ha comentado, la sociedad actual demanda con ahínco un uso más eficiente de los recursos del planeta. Lo que en roman paladino viene a decir que cualquier negocio que sea referente en este aspecto tiene ventaja frente a otros en los que la sostenibilidad y la RSC sean aún aspectos sin implantar.

Un plan de ahorro, por tanto, ejerce un efecto positivo en la imagen que la sociedad tiene de una empresa y también ayuda a mejorar la cultura corporativa. Todo ello lo convierte en una opción que debe ser estudiada por las empresas ya que, como se ha visto a lo largo de estas líneas, sus beneficios van más mucho más allá del ahorro de costes.

Compártelo:

Publicidad

Twitter

cesce_es

Contenido más visitado

Más populares

10 consejos para vender tu nuevo producto o servicio

59126 Accesos

Los seis elementos clave para elaborar un buen presupuesto

51312 Accesos

Conoce los 15 países más endeudados del mundo

44042 Accesos

Breve historia de la inteligencia artificial: el camino hacia la empresa

39010 Accesos

Qué es y para qué sirve el modelo Canvas

15955 Accesos

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que Cesce me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que Cesce va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, Cesce tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de Cesce.