01 jun 2022

Los retos pendientes de la franquicia en España

Acercarse a los jóvenes emprendedores, expandir su modelo de negocio más allá del comercio y poner el foco más allá del entorno local se presentan como los principales desafíos para un sector que tiene un importante impacto positivo en la economía y el empleo

No descubrimos nada si ahora, desde este blog, ponemos en valor el modelo de franquicia. De hecho, es sobradamente conocido que las cadenas han sabido soportar mejor una crisis sin precedentes como la generada por la pandemia que los pequeños locales independientes. Esto ha sido fácil de comprobar con los innumerables cierres de bares y restaurantes motivados por el parón del consumo que los confinamientos provocaron.

Por si fuera poco, los casos de éxito de gigantes como McDonald's o Mango serían impensables si las empresas no hubieran tenido claro desde hace mucho tiempo expandirse por el mundo bajo el sistema de franquicias que, entre otras cosas, reduce en gran medida los costes.

España es un país en el que este sistema de negocio funciona desde hace tiempo. De hecho, existen cerca de 1.400 firmas franquiciadoras y más de 9.000 locales gestionados por franquiciados en todo el territorio nacional. Ahora bien, su popularización no quiere decir que no existen retos pendientes para este sector.

El más reconocido por los expertos es el de la escasa expansión nacional de muchas marcas. Es una evidencia que más allá de las enseñas mundialmente conocidas por todos existen un sinfín de enseñas que se contentan con tener una presencia centrada en su ciudad o, como mucho, su comunidad autónoma. Es preciso, por tanto, cambiar la mentalidad de muchos franquiciados y hacerles ver que sus productos o servicios pueden ser también adecuados para comercializarse en el resto del territorio nacional.

Otro de los desafíos pasa por exportar el modelo a sectores más allá del comercio. Salta a la vista que la inmensa mayoría de las franquicias ejercen su actividad en el ámbito del comercio minorista, con especial énfasis en la restauración. Pero eso no quiere decir que el sistema que rige este ámbito empresarial no tenga cabida en otras áreas económicas, como es el caso de los servicios. Por ello, la diversificación de las marcas es una de las claves para que la franquicia siga creciendo y mantenga su capacidad actual de crear empleo.

Y hablando de empleo, conviene resaltar que estamos ante un negocio que no se deslocaliza, lo que es positivo para la recuperación de nuestro mercado laboral y fundamental para la economía.

A pesar de estas virtudes, la franquicia no es un sector que atraiga especialmente a los jóvenes emprendedores. De hecho, los altos niveles de entrada que exigen las marcas hacen que sean empresarios de mediana edad los que con mayor asiduidad optan por este modelo de negocio. No obstante, conviene matizar que existen infinidad de oportunidades en enseñas más económicas que pueden ser aptas para los jóvenes. De ahí que acercarse a las personas de menor edad sea otro de los retos que la franquicia tiene por delante. Para superarlo es conveniente que se impulse la colaboración público-privada a la hora de financiar las inversiones iniciales. De esa forma, la carga de la deuda será menor en los primeros años de actividad económica del negocio, que siempre son los más difíciles.

Solo superando todos estos retos, la franquicia podrá seguir aprovechando el contexto favorable que existe en la actualidad para su tipo de negocio. Así al menos lo evidencian algunos datos. El mejor ejemplo de ello lo tenemos en la mayor importancia que la sociedad da en estos momentos a la imagen de marca. En concreto, una reciente encuesta realizada por una consultora desvela que el prestigio de una enseña es muy importante para el 32% de las personas. Un porcentaje que duplica al que se obtuvo con otro sondeo idéntico realizado hace una década. Este incremento deja claro que estamos en un mundo cada vez más marquista, lo que supone una clarísima ventaja para un modelo como la franquicia que está basado principalmente en su imagen. 

Por si fuera poco, la reciente pandemia de coronavirus también ha mostrado la mayor resistencia de la franquicia frente a los negocios tradicionales en ámbitos claves como la hostelería. Así lo evidencia el crecimiento de la restauración organizada en España, que ha pasado de suponer el 28% en 2019 al 32% el pasado ejercicio.

Todo lo anterior deja patente que subirse al carro de la franquicia se presenta como una buena opción para iniciar una aventura empresarial en el momento actual. No obstante, la superación de los retos anteriormente descritos se presenta como fundamental para potenciar el positivo impacto que para la economía y el empleo tienen estos negocios.

Compártelo:

Publicidad

Twitter

cesce_es

Contenido más visitado

Más populares

10 consejos para vender tu nuevo producto o servicio

62899 Accesos

Los seis elementos clave para elaborar un buen presupuesto

54650 Accesos

Conoce los 15 países más endeudados del mundo

47338 Accesos

Breve historia de la inteligencia artificial: el camino hacia la empresa

41305 Accesos

Qué es y para qué sirve el modelo Canvas

16584 Accesos

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitter

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Cesce tratará tus datos con la finalidad de remitirte información comercial, por cualquier medio, incluido el electrónico. Puedes ejercer tus derechos en materia de protección de datos (acceso, rectificación o supresión, entre otros) tal y como se indica en la Política de Privacidad de Cesce, la cual puedes consultar para obtener información adicional sobre el tratamiento de tus datos.