23 dic 2020

Razones por las que las empresas deben ser optimistas este 2021

Airbnb se estrenó el jueves 10 en el Nasdaq estadounidense con un incremento del 115%, hasta los 146 dólares por acción. Como era lógico, la firma de alquiler de viviendas turísticas se ha convertido en la mayor salida a bolsa de 2020 en Wall Street.

¿Saben cuándo se creó Airbnb?  Durante la crisis subprime de 2008. Uber es otro buen ejemplo de compañía emergente nacida en esa época que ahora se ha convertido en un gigante empresarial. Por ello, hay varias razones para poder ser optimistas respecto a 2021.

No obstante, los ejemplos de nacimientos de nuevos negocios exitosos transformados en multinacionales con el paso de los años no se circunscriben solo a la gran recesión sufrida en la primera década del siglo XXI.

De hecho, existen sobrados ejemplos similares ocurridos en el marco de cualquier periodo de crisis del siglo XX. Por citar solo un par de ellos: durante la recesión de 1957 y 1958 se inauguró el primer hotel Hyatt y el gigante Microsoft se fundó durante la crisis del petróleo, que fue de 1973 a 1975.

Sirvan estos dos párrafos previos para demostrar que las crisis son un buen momento para idear negocios exitosos. ¿Por qué? Pues simple y llanamente por la brillante reacción que los ciudadanos muestran tras un periodo de vacas flacas.

Y es que tras una crisis, o una pandemia, o una guerra, la gente siempre muestra unas ganas de vivir que rápidamente se trasladan a variables económicas claves para las empresas, como es el consumo o el PIB.

Por tanto, conviene poner en cuarentena todos los mensajes catastrofistas que retrasan la recuperación económica hasta casi 2030, ya que si bien es cierto que hay países que tardarán más en revertir los efectos de la crisis del Covid, la historia nos ha demostrado que lo normal es que tras una profunda recesión lleguen los años de “vino y rosas” a nivel global.

El mejor ejemplo que se puede citar al respecto está justo al finalizar la Primera Guerra Mundial, también conocida como la Gran Guerra. Entonces, los ciudadanos se enfrentaron no solo a un conflicto sanguinario global a nivel armado sino a las consecuencias de una pandemia peor que la actual, como fue la mal llamada gripe española.

Pues bien, aquella suma de catástrofes no hundió a la humanidad en el fango. Muy al contrario, dio lugar a una década gloriosa desde el punto de vista económico como fueron los llamados “felices años veinte”.

Es cierto que esa década de imparable crecimiento económico tanto a nivel social como en las bolsas terminó con el crack del 29. Pero la verdad es que diez años de crecimiento acelerado como el que se vivió entonces es algo que firmaría cualquier empresario en estos momentos.

Los pesimistas, que se cuentan por millones en la actualidad, también recurren a argumentos tan válidos como la elevada tasa de paro para mandar su mensaje de cautela ante el futuro próximo. Ahora bien, este argumento choca frontalmente con la realidad del mercado laboral en la UE y en EEUU. En ambos territorios, la tasa de desempleo ronda el 10%.

Cierto que es un porcentaje nada desdeñable. Pero está claro que carece de lógica olvidarse de que existe un 90% de población que trabaja y que tras la pandemia estará lista a demostrar sus ganas de vivir, lo que impulsará el consumo y, con ello, el empleo. 

Otras variables como la alta tasa de ahorro que las familias muestran, las políticas monetarias ultralaxas de los bancos centrales que inyectan liquidez a espuertas en el sistema y el maná que llegará de Europa el próximo año son sin duda otros argumentos incontestables para prever que 2021 será un buen año para los negocios.

Máxime si se tiene en cuenta que en el caso de España, la expectativa es que la mitad de su población esté vacunada en junio. Con todo ello, ¿alguien es capaz de pensar que no habrá una avalancha de gasto de cara al verano de 2021?

El comportamiento alcista que las bolsas muestran desde que apareció el primer anuncio de la eficacia de la vacuna de Pfizer indican también que el optimismo reina entre los inversores.

Todo ello siembra esperanza para que los próximos meses sean positivos para los nuevos negocios, para las pymes y también para aquellos emprendedores que se apresten a iniciar una aventura empresarial.

Todos ellos podrían verse beneficiados de un periodo de tiempo en el que históricamente todo han sido buenas noticias para las economías y para las empresas.

Por dicho motivo, quizá estemos entrando en una época perfecta para que surja un nuevo Airbnb o un nuevo Microsoft. Eso sí, sería deseable que ese nuevo gigante en ciernes naciera en territorio español. ¡A ello!

 

No te pierdas más información como esta en nuestro blog.

Compártelo:

Publicidad

Twitter

Contenido más visitado

Más populares

10 consejos para vender tu nuevo producto o servicio

15603 Accesos

Los seis elementos clave para elaborar un buen presupuesto

15030 Accesos

Breve historia de la inteligencia artificial: el camino hacia la empresa

8505 Accesos

Conoce los 15 países más endeudados del mundo

6414 Accesos

Qué es y para qué sirve el modelo Canvas

5782 Accesos

Te podría interesar

Formulario Asesores de Pymes

Contacta con nosotros

Envíanos tus datos mediante este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.
Estaremos encantados de ayudarte.

Llámanos 900 115 000 Horario de Atención al Cliente de 8:30 a 19:00 de lunes a jueves y de 8:30 a 16:00 los viernes Escríbenos en Twitter @cesce_es Servicio de consulta en Twitterr

Solicita información

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo
Deseo que CESCE me remita información sobre sus productos, servicios, promociones y noticias, por cualquier medio, incluido el electrónico.
Comprendo que CESCE va a tratar mis datos con la finalidad de gestionar mi solicitud y prestarme el servicio solicitado. Así mismo, solo si lo autorizo, CESCE tratará mis datos para mantenerme informado sobre sus productos y servicios por cualquier medio, incluido el electrónico. Entiendo que para más información sobre el tratamiento de mis datos y sobre cómo ejercer mis derechos de Protección de Datos puedo consultar la Política de Privacidad de CESCE.